The Jam. “Town Called Malice”

The Jam fue una de las bandas británicas más importantes a finales de los setenta y comienzos de los ochenta. Se formó en 1972, bajo el liderazgo de Paul Weller. Al principio hacían versiones de temas clásicos de R&R, trataron de revivir el movimiento mod y, al menos inicialmente, se encuadraron dentro de la corriente punk, aunque con el paso de los años se fueron alejando de ella; incluso tuvieron algunos enfrentamientos con los líderes de las formaciones que abanderaban este movimiento, como los Sex Pistols o The Clash, hasta el punto de que se les suele considerar como la oveja negra del punk; vestían con indumentaria mod, Weller solía criticar la hipocresía y el dogmatismo de ciertos sectores punk y, para colmo, según se iban haciendo famosos fueron incorporando a su sonido elementos nuevaoleros e influencias procedentes del funk, el soul y el universo Motown. Comenzaron a publicar discos en 1977; su primer Lp fue “In the City” (1977), aunque se suele decir de The Jam que fue un grupo de singles, ya que tuvieron mucho éxito con este formato y algunas de las canciones de estos discos, sobre todos las caras B, no fueron incluidas en los álbumes correspondientes. Su sexto y último álbum se tituló “The Gift” (1982); en él incluyeron once temas compuestos por Paul Weller (guitarra voz), que estuvo acompañado por los otros dos miembros habituales de esta banda: Bruce Foxton (bajo y coros) y Rick Buckler (batería). El tema más conocido de este álbum es “Town Called Malice” (¿Os acordáis de la película “Billy Elliot”?), un título en recuerdo de la novela de Nevil Shute A Town Like Alice (1950). La letra fue escrita por Weller a partir de recuerdos de adolescencia en su localidad natal, Woking, una ciudad –como otras muchas del Reino Unido- que acusó el azote de las políticas conservadoras del gobierno de Margaret Thatcher, sobre todo entre los trabajadores y los más desfavorecidos; así lo expresó el propio Weller en alguna entrevista:

“Town Called Malice [pretendía] capturar un sentimiento de ira que sentía, que mucha gente sentía, por el thatcherismo y la forma en que ella y el partido conservador estaban tratando de desmantelar las comunidades de las clases trabajadoras (…) Los ataques contra los sindicatos, las pequeñas empresas que desaparecían y otros tantos aspectos de la vida inglesa que se estaban clausurando… Y yo estaba tratando de reflejar la frustración y la desesperación que surgió de todo eso (…) Había una falsa pretensión de que de repente pudiéramos ser de clase media porque se nos permitía comprar nuestras propias casas, obtener una hipoteca y estar en deuda por el resto de nuestras vidas. Me gustan las imágenes suburbanas en ‘Town Called Malice’ como las filas y filas de furgonetas de reparto de leche en desuso de la cooperativa lechera“.

En cuanto a la música, así es como lo veía Weller:

“Había oído mucho de Motown y Stax cuando era un niño. En las giras de The Jam tuvimos un DJ llamado Ady Croasdell, que dirigía un club de música de los años 60. Me enseñó canciones menos conocidas y lo que la gente llama northern soul. Simplemente sopló mi mente. Ya habíamos pasado del punk muy rápido y ya en nuestro quinto disco, Sound Affects, había un montón de influencias dispares. Habíamos sido un grupo de tres instrumentos durante años, pero empezamos a introducir las secciones de viento, voces femeninas y teclados, tratando de expandir nuestro sonido“.

La influencia de la Motown es bien evidente en el tema que hoy nos ocupa; escuchad la canción de las Supremes “You Can’t Hurry Love”, ya veréis como el ritmo y la característica línea de bajo de “Town Called Malice” se parecen mucho a este clásico del pop-soul. Y ya que estamos con parecidos, os aconsejo que escuchéis una de las canciones más conocidas de Gabinete Caligari, “Tócala Uli” ¿Qué opináis?

the-jam-town-called-malice-1982.jpg

Anuncios

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

30 comentarios en “The Jam. “Town Called Malice””

  1. Los Mods de hoy (y de ayer) escuchan, sobre todo, Northern Soul y no por nada Paul Weller es conocido como ‘The Modfather’: conforme pasó el tiempo fue haciéndose más y más Mod en lo visual, aunque como la ‘música Mod’ es tan variopinta y bebe de tantas fuentes, en cuanto a la creación musical puede jugar con muchos elementos sin encasillarse necesariamente como Mod.
    Me encanta ‘In the City’, un disco que escucho a menudo y que me acompaña desde hace muchos años. Y quizá sea este tema que nos traes hoy, junto con ‘Away from the Numbers’, mi favorito del disco.
    Abrazos muy británicos hoy 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. La proximidad al soul y al sonido Motown es bastante evidente, sólo hay que ver el tema de las Supremes, “You Can’t Hurry Love”, que menciono en la entrada. Así es, Alex, hoy historias de mods y de punks, todo muy british. Dejo enlace al tema que comentas por si alguien lo quiere escuchar, gracias por la recomendación. Un abrazo, Alex.

      Me gusta

  2. Opino que se parecen bastante las tres en cuanto a ritmo y estilo. Supongo que no se trata en ningún caso de la fea palabra plagio sino de influencias o imitación de estilo deliberada.
    Billy Elliot es una película preciosa y refleja muy bien ese ambiente suburbano del que habla Weller.
    Saludos, Raúl

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo opino igual, es verdad que cada una tiene su propia personalidad y estilo, pero es evidente que el sonido Motown está en el origen. A mí también me gustó mucho “Billy Elliot”, una peli emocionante, sensible y con un gran trasfondo social. Saludos, Evavill.

      Me gusta

  3. Por circunstancias de la vida fueron a parar a mis manos unas cintas con varios discos enteros de The Jam. Me gustaban muchísimo, los escuchaba a todas horas. Grandes canciones, se acababan pegando. Efectivamente, “fueron incorporando a su sonido elementos nuevaoleros e influencias procedentes del funk, el soul y el universo Motown”. Un sonido y un ritmo totalmente infeccioso, con gran protagonismo del bajo, como en este magnífico tema.
    Mmmm… ¿qué tal Game of Thrones? ¿la estás viendo? Ja ja… Qué grande. Esto se acaba.

    Le gusta a 1 persona

    1. El bajo es ideal para los ritmos bailables, Queen lo entendió muy bien cuando se pasó en los ochenta a los sonidos discotequeros. Síiiiii, lo estoy viendo, ayer vi el episodio tercero, ¡madre mía! No quiero decir más para no hacer spoilers. Lástima que sólo queden otros tres … Saludos, What.

      Me gusta

      1. También, también he visto esta noche el 8 03. Demasiados muertos, nunca mejor dicho. Muy heavy. Es obvio que quedan 3 capítulos para las disputas a muerte por el poder… Ah, hoy he visto que no sé qué músico conocido hizo de “caminante blanco”. Qué gracioso.

        Le gusta a 1 persona

        1. ¡Gracias! Creo que vi la noticia en la web de Pitchfork, pero no entré a leerla. Probablemente se referiría a este músico. No está mal todo el elenco de músicos que ha salido ahí. Hasta el actor de Gusano Gris es cantante de R&B. Qué gracia.

          Le gusta a 1 persona

  4. Se podría decir que es la misma canción. Es como un blues clásico que se repite. De cualquier manera tres grandes canciones. Tócala Uli, una vez called malice she said love don’t …
    Por cierto yo también tuve y tengo una cinta de The Jam, comprada a cuatro perras en una pecera de un hiper.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, aunque son canciones diferentes en algunos momentos todas parecen versiones de la misma. Es verdad que en otras ocasiones hemos comentado esto mismo con temas de blues que se rockerizan. Saludos Luis … lrotula.

      Me gusta

  5. Se me pasó por la cabeza al leerlo y acabo de confirmarlo: el “You Can’t Hurry Love” de las Supremes es el mismo tema que versionara Phil Collins mucho después. De hecho la conozco por él, es uno de sus grandes hits. Pues sí que se parecen en el ritmo de fondo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Al leer el título de tu entrada inmediatamente me recordé de Billy Elliot bailando mientras ensayaba con su maestra. Luego leo el artículo y me doy cuenta de que fue tan bien hecho el montaje con la canción que hasta haces una referencia muy acertada a la película. Y por cierto, no había reparado en la similitud con You Can’t Hurry Love. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que esta canción va muy unida a la película y, como le decía a Laacantha, el vídeo es de los que te cargan de energía. Desde luego la herencia soul de esta banda es más que evidente … Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  7. Grande Weller, el tema es de los de subidon, que te pone las pilas..
    Noto más el parecido en la linea de bajo de tócala. Uli, pero las tres evolucionan diferentes y siempre la pongo en las playlist a la de Weller.. Por cierto tuve la oportunidad de verlo para la expo de Zaragoza… Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Justo eso venía comentando, una canción ideal para empezar el día con buen pie y mucha energía. El comienzo de “Tocala Uli” es clavadito … ¡Qué bien, Vidal! Me imagino que fue un buen concierto. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  8. Te dejo otro temazo de su vertiente hacia un pop más elegante y que desde qué me lo dejo un amigo en los 80 ha sido también uno de mis búsquedas para completar mi discografía… Por cierto y sin que venga a cuento mañana voy a ver mi primer tributo the other side y nadie se ha apuntado… Que pena que no vivamos cerca… Son buenos aunque Alex igual los ha visto que es un experto, voy a ver q cuenta q hace tiempo q no le visito… Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por el aporte, Vidal, también muy soul, recuerda un poco a Simply Red. Creo que en esta banda también estuvo Paul Weller. Yo me hubiera apuntando a lo del grupo tributo … Sí, pásate por el blog de Alex que habla en su última entrada de la exposición sobre Pink Floyd que habrá en Madrid próximamente. Saludos.

      Me gusta

    1. Es la típica canción que, en su momento, tuvo mucho éxito y que lo volvió a recuperar casi veinte años años después, cuando se estrenó la peli. Son cosas que pasan de vez en cuando, ahora mismo me estoy acordando de “Oh, Pretty Woman! que también fue conocida por muchos gracias a la película, y hay bastantes casos más. Desde luego, el asunto bien podría dar para alguna entrada en otros blogs amigos que suelen tener una orientación más temática, ahí dejo la idea por si alguien se anima … Abrazos, Luna.

      Le gusta a 1 persona

  9. Muy buenos The Jam, y que decir de Paul Weller. Quizás por ponerles un pero, para mi gusto sonaban excesivamente metálicos y con poca profundidad, pelin estridentes siendo quisquilloso. Puede que sea ese el sonido que se pretendía conseguir, no digo que no, pero The Clash me suenan mejor y en aquellos tiempos rivalizaban en estilo.
    Fueron uno de los grupos que marcó época, de los que hicieron que nos diéramos cuenta de que algo había cambiado en la música.
    No me los pongo mucho, todo hay que decirlo, porque casi en un 90% del tiempo escucho música con los cascos, que se prestan más a la tranquilidad y el sosiego de otras músicas, pero cuando la oposición no está en casa, suelo sacar los watios de paseo y a The Jam los tengo en primera fila.
    Y como bien dices, un buen reflejo de lo que acontecía en la sociedad británica en tiempos de la Thatcher, una de esas grandes figuras que marcaron los tiempos de finales del siglo pasado y cambiaron el rumbo de la historia moderna.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad que The Jam y the Clash rivalizaban pero al final cada grupo escogió su camino y su propio estilo, sobre todo cuando the Jam fueron abandonando el punk. Es curioso eso que comentas de escuchar música con los cascos, yo también lo suelo hacer así, sin embargo a mí me da igual, eso sí por la mañana siempre tengo que escuchar música que me dé energía, casi siempre suelo huir de los discos relajados o introspectivos. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s