Leonard Cohen / John Cale / Jeff Buckley. “Hallelujah”

Entre el sexto y el séptimo álbum de estudio de Leonard Cohen pasaron cinco años. “Various Positions” se publicó en 1984, en una época de incertidumbre en cuanto al estilo del canadiense, sobre todo por parte de la discográfica Columbia, que no sabía muy bien cómo encajar a este autor en plena eclosión del pop y la new wave. Este Lp tiene dos de las canciones más conocidas de Cohen: “Dance me to the End of Love”, de la que nos ocupamos en una entrada anterior, y “Hallelujah”, protagonista de ésta. El proceso creativo de este clásico fue difícil, incluso angustioso para Leonard Cohen, que tardó varios años en componerlo; llegó a escribir hasta ochenta versos, la mayor parte de ellos finalmente desechados:

“Me encontraba en la habitación de mi hotel en Nueva York, en ropa interior, y golpeaba mi cabeza en el piso diciendo: ¡No puedo terminar esta canción!” (Leonard Cohen, consultado en El Trastero de Palacio).

Es difícil precisar lo que Cohen nos quiere transmitir en este poema musicalizado: amor, dolor, amargura y la propia existencia del hombre vista a través de la tradición judeocristiana y su simbología; a Cohen le preocupaba que “Hallelujah” se convirtiera en un himno cristiano, de ahí su esfuerzo para que esta gran metáfora pareciera algo así como una versión secular de la Biblia. A pesar de todo, algunas de las adaptaciones que se hicieron después cambiaron parcialmente la letra con el fin de descargar la canción de trascendencia metafísica o, simplemente, para adecuarla como himno religioso. La primera versión que se hizo fue la de John Cale, antiguo integrante de la mítica banda The Velvet Underground; lo hizo para un álbum homenaje a Leonard Cohen (“I’m Your Fan”, 1991), realizado para la revista francesa Les Inrockptibles; en total fueron dieciocho canciones, interpretadas por artistas como Pixies, Lloyd Cole, Nick Cave o el mencionado John Cale, precisamente el encargado de cerrar el álbum con “Hallelujah”. Esta interpretación es la que utilizó Jeff Buckley como punto de partida, él transformó la canción, la hizo más íntima y más melancólica; es una versión bellísima, diferente del original y, a la vez, respetuosa con él, que a menudo se pone de ejemplo de lo que debe ser una buena versión. Desde los primeros acordes de guitarra ya sabes que estás ante algo grande, cuando empieza a cantar Jeff la emoción no te abandona hasta el final de la canción. Su “Hallelujah” fue publicada en el único álbum de estudio que grabó: “Grace” (1994), un excelente trabajo que acabó convirtiéndose en disco de culto tras su temprana muerte, a los treinta años, apenas tres después de que “Grace” viera la luz. Debe haber más de trescientas versiones, sin embargo hoy no quiero restar protagonismo a las tres primeras, ni tampoco quiero dar pie a posibles comparaciones que, desde mi punto de vista, sólo pueden conducir a un mismo ganador.

¡Feliz Navidad! para todos, para los que sois creyentes, para los que no lo sois y para los que queréis creer y no podéis. Nos vemos el próximo martes con la última entrada del año. Besos y abrazos.

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

12 comentarios en “Leonard Cohen / John Cale / Jeff Buckley. “Hallelujah””

  1. Estoy aprendiendo a tocar el ukelele y esta es una de las primeras canciones, por sus fáciles acordes, que estoy destrozando. También porque me gusta, claro.
    Las tres versiones son magníficas pero elijo la de John Cale.
    Feliz Navidad, Raúl!!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué bien! Espero que vayas haciendo progresos. Aprovecho para recordar una versión con dos ukeleles que tuvimos por aquí hace tiempo, a ver si te animas con ella ¡Feliz Navidad!

      Me gusta

  2. No he podido escuchar entera nunca esta canción, principalmente por la duda que me asaltaba acerca de poder encontrar a continuación y de modo inmediato un frasco de Prozac. Y secundariamente por que es inevitable la asociación mental que hago con otra canción, el Aleluya nº 1 de Aute, una letanía de frases inconexas de rima consonante, y lúgubre y tenebroso tono.
    Dicho esto, espectaculares y buenísimos ambos temas, y que se dan un cierto aire, bueno, más bien que existe, o yo lo veo así, un cierto paralelismo entre ellos, incluso entre sus autores.
    Por cierto, que la española llego al top 20 en USA con una versión de las muchas que tuvo. De estas versiones, me atrevo a dejar la de Massiel, que curiosamente competía en listas con la de Aute.
    Y asī, ¡aleluya! , voy acabando.
    Comed y bebed como si no hubiera un mañana (mucho agorero lo da por cierto, y algún milenio de estos acertará), y que tengáis paz. Lo demás viene por añadidura.
    Llaman a la puerta y observo por la mirilla la figura de mi cuñado. Esto se empieza a poner interesante. Ahora sí que os tengo que dejar.
    Feliz a Navidad

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya estamos todos en la línea de salida para el maratón gastronómico que nos espera, apenas estamos empezando … A mí Aute me parece un gran autor, pero no puedo con su manera de interpretar y cantar; hace tiempo escuchaba mucho un disco de versiones suyas que se llama “Mira que eres Canalla”, ahí fue donde me di cuenta de lo buenas que eran sus canciones y lo bien que sonaban cantadas por otros. Ha estado bien recordar a Massiel. Creo que entre el tema de Aute, el de esta entrada y la presencia amenazante de tu cuñado, hoy no te libras del prozac, jajaja ¡Feliz Navidad!

      Me gusta

    1. Muchas gracias, Antonio. Yo también espero que lo hayas pasado bien en estas fiestas de Navidad. Mis mejores deseos para este 2020 que está a punto de comenzar. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s