Marillion. “Script for a Jester’s Tear”

Del concepto de rock neoprogresivo, así como de los comienzos de la banda Marillion y de los principales rasgos que definen su estilo musical, nos ocupamos en una entrada anterior dedicada al tema “Grendel“, que fue publicado en un EP con anterioridad a su primer Lp, titulado “Scrip for a Jester’s Tear” (1983), un excelente álbum en el que se recogieron algunas de las maquetas con las que venía trabajando este grupo desde su creación en 1979. Este disco, el único que cuenta con el batería Mick Pointer, miembro fundador de la banda, tiene una de las portadas más recordadas del rock progresivo, obra de Mark Wikinson a partir de las ideas de los integrantes de Marillion; en ella se puede ver a un bufón descalzo, con una pluma en la mano intentando finalizar una obra escrita para violín, en una habitación repleta de detalles: una taza de café o té, un cenicero con colillas, papel con borradores de la composición, el estuche del violín, incluso un camaleón. La edición original de “Script for a Jester’s Tear” está compuesta de seis canciones, tres en cada cara: “Script for a Jester’s Tears” (la protagonista de nuestra entrada), “He Knows You Know” (editada como single, alude al abuso de drogas), “The Web“, “Garden Party“, “Chelsea Monday” y “Forgotten Sons” (otro de los títulos más reconocibles de Marillion).

La canción que da nombre al álbum, y con la que comienza, se ajusta bastante bien a los patrones clásicos del rock progresivo: larga duración (casi nueve minutos), buen desempeño instrumental aunque con mayor protagonismo en la parte vocal -como es habitual en esta banda-, continuos cambios en la base melódica y cierto tono épico. Sin embargo, aunque llena de metáforas, la letra no nos habla de reflexiones filosóficas o existenciales, ni de historias mitológicas, ni tampoco de relatos lisérgicos de difícil comprensión; “Scrip for a Jester’s Tear” es una sencilla y mundana historia sobre un amor no correspondido o ya finalizado. Si en “Grendel” los parecidos con Genesis son más que evidentes, en el tema que hoy nos ocupa también se pueden apreciar claramente, sobre todo en algunas fases de esta mini-suite; por ejemplo al comienzo, con esos teclados y ese tono suave que, poco a poco, irá in crescendo hasta que irrumpe la guitarra en el minuto 1:49, incrementando el dramatismo del relato que nos va dejando Fish. La guitarra continúa dejándonos lacerantes y expresivos solos de guitarra hasta que, alrededor del minuto 4:07, la canción regresa a su tono folk inicial, también muy genesiano. La última parte comienza hacia el minuto 5:42: la melodía recupera el dramatismo épico y nuevamente la guitarra nos deja momentos emocionantes. Aquí podéis ver a Marillion interpretando en directo esta canción, y aquí una versión a cargo del dúo brasileño Fleesh.

117777450

 

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

18 comentarios en “Marillion. “Script for a Jester’s Tear””

  1. Amigo Raúl, buenas. Me diste en el clavo otra vez. Este grupo me lo descubrió un amigo, Dani, allá por (me atrevo a decir) 1993 en la universidad. Ya sabes, una conversación en el bus que desemboca en un tráfico intenso de cintas vírgenes. Te sonará el tema. Me pareció no solo muy interesante la propuesta del grupo sino que me sorprendió gratamente que el estilo de rock con pretensiones de arte se hubiera mantenido vivo en los 80. Me encantaron todos los temas aunque mi favorito siempre fue Chelsea Monday, una canción PERFECTA, tema fetiche de la misma especie que Comfortably Numb. Me flipó lo enredado de las letras de Fish y su peculiar voz. El bajo de Trewavas, siempre certero. La batería de Pointer el breve. Qué decir de los teclados magníficos de Kelly, marca de la casa. Y el bueno de Rothery … Cuánto he disfrutado todos los discos con Fish, y los pocos que tengo ya sin él. Me gusta Steve Rothery hasta el punto que él sigue siendo hoy una de mis referencias guitarrísticas, y la razón por la que decidí comprar una guitarra eléctrica de una de las marcas que él usa, la que se escucha en el solo de Easter, y aparece en el vídeo. En la cumbre del éxito Fish se fue y dejó un vacío enorme que Steve Hogarth supo llenar pero con un enorme esfuerzo y muchísimos fans en su contra. Sin duda el soporte vital del equipazo de artesanos Rothery-Trewavas-Kelly-Mosley fueron clave para la continuidad de la banda y sus éxitos posteriores. Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo conocí a esta banda gracias a un amigo seguidor del heavy metal, cuando sacaron sus primeros discos; me acuerdo que me dijo que me gustaría y, por supuesto, me dejó un par de cintas que grabé en mi viejo equipo Technics. Desde entonces los seguí, aunque he de confesar que no tanto en su última etapa, ya sin Fish. Ha sido una banda muy criticada, al principio porque decían que copiaban descaradamente a Genesis y que incluso Fish se pintaba como Peter Gabriel; después, porque sin Fish decían que eran una banda corriente, sin personalidad. Sea como fuere, desde mi punto de vista Marillion quizás sean los abanderados del movimiento conocido como rock neoprogresivo, y eso es mucho decir porque hubo bandas muy buenas en los ochenta que trataron de recordar el sonido del rock progresivo que se hizo en los setenta, aunque sólo conozca algunas. Un placer, como siempre, recibir tus interesantes comentarios. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  2. La crítica a Marillion y Fish por su parecido con Génesis y Peter Gabriel la conocía. Para mí no es un problema pero en el progresivo hay bastante purista que no lo acepta. Genesis es como su nombre indica un profeta del género y Marillion un seguidor. Pero no veo nada malo porque son dos generaciones distintas. By the way, el tema Grendel siempre me pirró. Otro saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí tampoco me importa siempre que el resultado sea satisfactorio y no sea una copia total, y creo que no es el caso porque Marillion también tiene rasgos específicos propios, además de la distancia generacional, como comentas.

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡¡Que grande es este disco!! Sin duda, mi favorito de Marillion, era Fish, of course, que es la que me gusta realmente. El Neoprog no está entre mis escuchas habituales, pero ya antes de saber que existía, escuchaba este disco. Y dentro del disco, esta canción es mi favorita, junto con, al igual que eternaluzinterior, Chelsea Monday, triste como ella sola…
    Estos días estoy a tope de trabajo, con comunicados, solicitudes de entrevistas y demás; ni siquiera he podido meter entrada en RT…
    Un abrazo y feliz y recluido fin de semana 🙄

    Le gusta a 1 persona

    1. A veces se trabaja más cuando estás en casa, que en lugar de trabajo, y a mí me suele cundir más. Marillion es un caso aparte en el rock neoprogresivo, es conocido y valorado por mucha gente, a menudo procedente del heavy metal. “Chelsea Monday” es un gran tema, con esa guitarra tan triste, un poco pinkfloydiana. Espero que tú y los tuyos estéis bien, Alex. Abrazos.

      Me gusta

  4. ¿Que se parece a Genesis?. Afortunadamente. Pero a mí ya me pilló a otra cosa. Creo que gran parte de los gustos musicales vienen dados por el momento en que los vives.
    Y aunque siempre digo y diré que para mí el rock progresivo y el sinfónico son las notas de base de mis gustos musicales, si me llega a pillar a otra edad, algo más tarde, no sé que hubiera pasado.
    Además, guardo ausencia a Genesis con Gabriel y los espero sentado en un banco de la estación a que llegue el primer tren. Eso sí, vestido de diario, sin bolso de piel marrón, y sin tacones.
    Me ha gustado volver a escuchar a Marillion, grandes.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo también pienso que los gustos musicales de cada uno están muy marcados por el aprendizaje de juventud; después, con el paso de los años y de poner mucho interés, se puede llegar a otros géneros, incluso te puedes entusiasmar por música que que hasta entonces no habías conocido o que, simplemente, habías despreciado. A lo mejor Marillion empezó por una sensación de pérdida como la que comentas y, en lugar de esperar sentados en un banco de la estación, decidieron resucitar a Genesis. Saludos y ánimo con la reclusión, Caito.

      Me gusta

  5. Si yo hubiera oído esta canción en 1983 hubiera dicho ¡Vaya copia de Génesis! Para eso escucho The Musical Box y acabo antes.
    Lo oigo hoy por primera vez y digo: Que chulo como suena a Génesis.

    Me gusta

    1. Al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio. En 1983 Genesis seguía sacando discos, aunque su sonido ya no era el de antaño; cuando salió Marillion el recuerdo de los primeros Genesis aún seguía muy presente entre los seguidores del progresivo, de ahí que muchos se pusieran en contra de esta banda. Como bien comentas, a medida que han ido pasando los años, la añoranza ha hecho buenos a los que antes eran unos impostores. Saludos, lrotula.

      Me gusta

  6. Ahora que algunos tenéis mucho tiempo (no es mi caso) escuchar esto.

    Otro Génesis. Un grupo esta en el OLIMPO cuando le salen imitadores por doquier en espacio y tiempo. La palabra imitador no es peyorativa. Esa imitación ahora me parece genial.
    Que os guste y hasta otra.

    Me gusta

    1. Big Big Train, qué bien suenan, y es verdad que tienen un sonido muy setentero. Había escuchado algo de ellos porque creo que algún miembro de esta banda toco en Spock’s Beards, y me parece que también en Genesis (etapa Phil Collins)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s