Vídeo

Duncan Dhu. “Casablanca”

Duncan Dhu es uno de los personajes de la novela Secuestrado, publicada en 1886 por el escocés Robert Louis Stevenson, el mismo que escribiera La Isla del Tesoro, La Flecha Negra o El Extraño Caso del Doctor Jeckyll y el señor Hyde. Uno de los protagonistas (Alan Breck) busca alojamiento en casa de Duncan Dhu; durante su estancia, Alan se enfrenta con otro personaje, situación que Duncan trata de resolver con un histriónico duelo de gaitas entre ambos contendientes. En 1984, tres muchachos de San Sebastián -Diego Vasallo (ex vocalista y bajista del grupo Los Dalton), Mikel Erentxun (ex cantante de la banda Los Aristogatos) y Juan Ramón Viles (ex guitarrista y batería de Los Dalton)- deciden crear un grupo con el nombre de Duncan Dhu, en honor de aquel anfitrión amante de las gaitas que aparece en la novela de Stevenson. Aunque procedían del País Vasco su propuesta musical era diametralmente opuesta al llamado Rock radical vasco, la corriente dominante en aquella época, de la que formaron parte grupos de rock urbano, heavy metal o punk como Barricada, La Polla Records, Cicatriz, Kortatu o Eskorbuto; Duncan Dhu nos ofrecía un pop-rock acústico de sonido muy limpio, casi luminoso, que pronto caló entre la juventud española. En 1986 publican su primer Lp, titulado “Canciones”, todo un éxito de ventas en el que se incluyeron muchos de los temas que, con el paso del tiempo, acabarían siendo los más representativos de los donostiarras: “Cien Gaviotas”, “Esos Ojos Negros”, “No puedo evitar (pensar en ti)” o “Jardín de Rosas”, versión de una canción country escrita por Joe South. Sin embargo, “Canciones” no fue su primer trabajo publicado; un año antes sacaron un mini-Lp cuyo título (“Por Tierras Escocesas”) aludía directamente al origen del nombre de la banda y al interés de Erentxun, Vasallo y Viles por esta temática. Se trata de un disco con seis canciones que se abre con el tema “Casablanca”, una enigmática canción en la que destacan las voces y, sobre todo, las guitarras acústicas que, ejecutadas con sencillez, consiguen dar al tema una atractiva textura. “Casablanca” se editó también como single, pero no fue el primero; ese mismo año habían grabado dos canciones, “Mi Amor” y una curiosa versión de “Bésame Mucho” interpretada al más puro estilo Duncan Dhu, que fueron incluidas en un disco  (“La Única Alternativa”) en el que participaron otros grupos noveles, como La Dama se Esconde, Cadena Perpétua o Gente Corriente.

Anuncios

13 comentarios en “Duncan Dhu. “Casablanca”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Me suena muy vagamente este tema, pero como muchas de ellos se parecen bastante…Maravillosos e inefables, les seguí durante un buen tiempo y después les perdí la pista. Me encanta por ejemplo ese En Algún Lugar del disco “El grito del tiempo”. Es fantástica, muy bonita. Sabía que tenían un álbum kilométrico y ahora no atinaba: Es Autobiografía, que es doble. Lo tuve grabado. 4 caras, 30 canciones, quizá excesivo. Dejé las tierras escocesas , norteñas y donostiarras. El mundo es muy grande.

    Le gusta a 1 persona

    • Esa forma de doblarse con las guitarras es muy característica de su estilo; si te fijas en la versión de “Bésame Mucho”, que es de la misma época, el sonido es muy similar al que muestran en “Casablanca”. Con el paso de los años fueron desarrollando y haciendo más complejo su estilo, pero siempre se les reconoce, lo cual -al menos desde mi punto de vista- siempre está bien en un grupo, ayuda a su imagen de marca y afianzar su personalidad. Saludos.

      Me gusta

  3. Salva dijo:

    Duncan Dhu me recuerda a dos chicas. Una mi hermana que trajo a casa Canciones con cierto aire rockbilly en alguno de sus temas. La otra chica que se hace un hueco en mi memoria al son de las canciones de Duncan Dhu es mi mujer, devota confensa de los donostiarras y enamorada platónicamente de Mikel Erentxun, cosa que la verdad no entendía. ¡Teniendome a mi!
    La primera multa que me pusieron fue precisamente cuando íbamos a un concierto de Erentxun.
    Coincido con What con En Algún Lugar, es una cancionzaca. Gracias a Carmen les cogí algo de gustillo a los temas de este trío pronto convertido en duo.
    De la historia del nombre me enteré hace relativamente poco. Cuando murió mi padre encontré entre sus libros, Secuestrado, no lo he leído pero ojeandolo me llamó la atención el nombre de Duncan Dhu. Algo similar al Uriah Heep de Dickens.
    Yo este finde posiblemente visite tierras donostiarras, tengo cuatro días libres y si podemos nos haremos una escapada a ver a unos colegas. Adoro el país vasco y si es al ritmo de los Duncan no esta mal. Además, el Erentxun ese ya no representa ningún problema, tengo totalmente conquistada a mi señora jajajajaja

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Canciones es un gran álbum, sin duda. A mí no me recuerda a ninguna fémina, así a bote pronto, aunque hubo algunas en aquellas épocas. Vaya con la competencia de Erentxun y los amores platónicos. El “amor” es así, recuerda esa “pugna” entre Evavill y Janis Joplin…Aunque lo de la multa aclara unas cuantas cosas. Erentxun siempre me recordará a esa versión de los Smiths, como se comentó en su día. Me parece un tío musicalmente muy despierto.

      Le gusta a 1 persona

    • No hay comparación Salva, además -al menos que yo sepa- Erentxun no toca la batería; eso sí no te fíes mucho que las mujeres te sorprenden aunque lleves muchos años con ellas y te creas que las conoces perfectamente, jajaja. Ya te adelanto que el invitado de la semana que viene es un vasco (del sur, como dice él, de Vitoria), no te pierdas sus recuerdos, creo que va a ser una semana muy bonita y para mí especialmente emotiva. Aquí dejo, la canción que habéis comentado What y tú. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. vidal dijo:

    Ese disco es quizás el que más me gusta y. Su vertiente más rockabilly les hizo ser respetados… Después de Duncan dhu seguí un poco más a Diego Vasallo y su Cabaret Pop….Aprovecharé esta semana para desempolvar algún disco que tengo y este en especial que me trae buenos recuerdos.saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Pues coincido contigo, Vidal. “Canciones” me gusta bastante, incluso “El Grito del Tiempo”, pero mi preferido es el primero, tal vez por ese sonido tan limpio de guitarras, tan sencillo y, a la vez, tan bonito. En cambio no he seguido la carrera de ninguno de ellos en solitario. Saludos.

      Me gusta

  5. A mi Duncan Dhu no me matan, pero tampoco me desagradan, es de esas bandas que no me importa escuchar de fondo en un bar o un pub; de hecho, en su día, los ponían bastante en las discotecas y era de lo mejorcito que se podía escuchar entre el maremágnum de canciones de uno y otro pelaje discotequero… Eso sí, ‘escucha activa’ de ellos tampoco he hecho nunca y no creo que haga en el futuro: con todo lo que tengo pendiente, ellos no están entre mis prioridades. La voz de Erentxun nunca me ha convencido demasiado… Ah, y no conocía el dato del personaje de Stevenson, y eso que he sido un gran lector del escocés, incluso estuvimos barajando la posibilidad de ponerle Olalla a nuestra hija, debido a mi fascinación por el cuento homónimo del escritor.
    Saludos!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Me acordé de tu sección sobre literatura y rock, la verdad es que gusta ver y saber que nuestros músicos leen, y hasta dedican los nombres de sus grupos a personajes literarios. Es verdad que no tiene una voz que llame la atención, aunque en la concepción musical de Duncan Dhu, intimista y acústica (como en esta primera época) a mí me parece que queda bastante bien. Saludos, Alex.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s