Vídeo

Cecilia. “Un ramito de violetas”

Evangelina Sobredo Galanes, más conocida como Cecilia, nació el 11 de octubre de 1948 en la localidad madrileña de El Pardo. Hija de un militar y diplomático español, pasó su infancia en diferentes países y recibió una educación cosmopolita y bilingüe (español e inglés); tras abandonar la carrera de Derecho, decidió dedicarse profesionalmente a la música, a escribir y cantar sus propias melodías cuando el franquismo daba los últimos estertores. Publicó tres álbumes de estudio (“Cecilia”, 1972; “Cecilia 2”, 1973; y “Un ramito de violetas”, 1975), tres excelentes trabajos repletos de buenas canciones que hablan de la vida cotidiana, del suicidio, del amor existencial, del papel  de la mujer en aquella sociedad profundamemente machista o de las dos Españas. Falleció en la madrugada del 2 de agosto de 1976, en el casco urbano de Colinas de Trasmonte (Benavente –Zamora-), por donde pasaba la antigua carretera C-620 (actualmente la N-525); venía de un concierto en Vigo con dirección a Madrid, cuando su coché, tal vez con exceso de velocidad, se estrelló contra la parte posterior de un carro tirado por bueyes que circulaba sin luces; se salvaron dos de sus compañeros músicos y la pareja de labradores, fallecieron el batería Carlos de la Iglesia y ella. Tan sólo tenía veintisiete años.

“Un ramito de violetas”, basada en un cuento que comenzó a escribir cuando era una adolescente, tal vez sea su canción más conocida. Siempre me ha parecido un tema fascinante, básicamente por dos razones; en primer lugar por su estructura narrativa, a medio camino entre un culebrón latinoamericano y una película de suspense; en segundo lugar por las diferentes interpretaciones o lecturas que pueden hacerse de ella. En el fondo es un tema profundamente nostálgico y muy triste; nos habla de una mujer resignada a su matrimonio, con un “marido [que] era el mismo demonio”, un hombre de mal genio que “nunca fue tierno”; sin embargo, “desde hace ya más de tres años recibe cartas de un extraño, cartas llenas de poesía que le han devuelto la alegría”, y “cada 9 de noviembre, como siempre sin tarjeta, la [sic] mandaba un ramito de violetas”. Ella soñaba y se imaginaba quién sería “aquel que tanto la estima”, tal vez un “hombre de pelo cano, sonrisa abierta y ternura en las manos”. Según va acabando la canción, como en los thrillers, la tensión aumenta y Cecilia nos ofrece un desenlace con giro argumental incluido: “Y cada tarde al volver su esposo, cansado del trabajo, la mira de reojo, no dice nada porque lo sabe todo, sabe que es feliz así de cualquier modo. Porque él es quien la escribe versos, él es su amante, su amor secreto y ella que no sabe nada mira a su marido y luego calla”. La primera opción que tenemos es confraternizar con el villano: hay que ver qué tío más majo, cómo quiere a su mujer, con esa apariencia de duro que tiene, y qué suerte tiene ella de tenerlo. Yo, desde luego, me niego a compartir esa interpretación: más bien es un sádico, un manipulador y, probablemente, un maltratador (el comienzo de la canción es suficientemente explícito). Un tema hermoso, de los más tristes que conozco. Hay bastantes versiones, pero ninguna me atrae; quizás la más conocida sea la de Manzanita, aunque también la han interpretado otros artistas como Víctor Manuel y Pablo Milanés, Zalo Reyes, Mi Banda El Mexicano, Erika Bonfil, Natalia Oreiro, Julio Iglesias, Lolita, David Broza (en hebreo) o Los Olestar, en clave punk.

Anuncios

27 comentarios en “Cecilia. “Un ramito de violetas”

  1. De esas canciones que yo creo que cualquiera que haya vivido en España conoce más que de sobra y que todos hemos cantando en mil ocasiones. Yo creo que es tan bien conocida y admirada que merece la pena, como has hecho tú, centrarse en la letra y en la evidente perversidad de ese marido que no quiere ser reconocido como el amante de su mujer: pienso lo mismo, que es un sádico que disfruta manipulando los sentimientos de esa pobre mujer que debería estar al borde del ataque de nervios continuamente… ¡¡Y si supiera que él sabe que le está engañando, ni te cuento!! jajjaja
    Un abrazo!!!

    Le gusta a 2 personas

    • La hemos cantado y nos sabemos gran parte de la letra, de hecho yo casi me la sabía cuando la iba copiando. Yo lo veo igual que tú, hay que tener en cuenta la época en la que estamos, en la que una mujer aún no podía hablar de estas cosas con total libertad. Aún así la letra se presta a interpretaciones, fíjate por ejemplo en la que acaba de dar Evavill. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Me gusta mucho Cecilia aunque esta no es de mis canciones preferidas. Prefiero “Nada de nada” o “Tú y yo” por poner dos ejemplos.
    Yo no interpreto como vosotros la letra de “El ramito…” pienso que él la quería pero no sabía expresar sus sentimientos y no le importaba crearle la ilusión de que alguien, otro, la amaba en secreto. Es un poco bastante retorcido pero también romántico. Claro que puedo estar equivocada.
    Saludos, Raúl

    Le gusta a 2 personas

  3. Esta canción fue una de mis candidatas a las 5 canciones, me la sé enterita aún. Mi madre solía escuchar Radio Gorbea (aún existe), la típica emisora que escuchan sobre todo las amas de casa de cierta edad. Esta canción la ponían a todas horas y la letra me llamaba muchísimo la atención, me sentía ¿abrumada? con ese final, porque no lo entendía. Además la melodía me parece preciosa. La grabé y dio muchas vueltas en mi walkman (ahora recuerdo que el locutor hablaba al principio y al final de la canción, lo hacían con todas para fastidiar si las grabábamos, ja, ja).

    Le gusta a 2 personas

    • Eso de grabar de la radio creo que lo hemos hecho todos a los que nos gusta la música. Yo me conocía a los locutores, de tal manera que sabía quienes eran los que respetaban más los comienzos y los finales. Los mejores programas para grabar eran los de canciones dedicadas. Era todo un arte, te situabas con los dedos en las teclas esperando el momento oportuno. Bueno, me alegro un montón que haya aparecido esta canción y que te la pueda dedicar. Saludos, Luna.

      Le gusta a 2 personas

  4. La verdad es que hay algunas canciones en las que es difícil imaginarse otras versiones que no sean la original; creo que esta es una de ellas.
    Sobre la interpretación de la letra yo siempre he pensado que se ajusta más a lo que dice evavill (será que tiendo a no pensar demasiado mal de la gente jaja).

    Le gusta a 2 personas

    • Con tu voto ya ganáis los de la interpretación optimista que, por otro lado, creo que es la más extendida entre los seguidores habituales de esta artista. Alex y yo somos un poco malos, jajaja. Saludos, Eduardo.

      Le gusta a 1 persona

  5. vidal dijo:

    Sin duda la canción habla de la castración de las emociones a las que los hombres en aquella época y aún hoy se les obligo desde el seno familia , religioso, social y político…Hace poco vi una película muy interesante del director de Handia que habla sobre este tema y ya solo el titulo lo resume muy bien ” Loreak” flores….Sin duda Cecilia hubiese sido hoy alguien muy grande de haber seguido componiendo temas tan diferentes y comprómetidos .
    Saludos Raúl, he tenido una temporada en que no he podido seguirte con tanta inmediatez pero te he seguido leyendo con avidez y interés-

    Le gusta a 1 persona

    • Muy interesante, Vidal, sí podría ser posible que fueran por ahí los tiros, ya tenemos otra interpretación. Vi “Loreak” hace tiempo, también me gustó, tengo pendiente “Handia”. Muchas gracias Vidal por tu fiel seguimiento y tus comentarios siempre jugosos. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  6. Aunque han pasado muchos años, recuerdo la noticia de su muerte. Me impactó y me apenó bastante. Qué voy a decir: icono musical de esos tiempos, tenía talento. Sobre la letra… pues que todos la conocemos y la tenemos interiorizada. Siempre pensé que ese amante que le mandaba flores era alguien ajeno al marido. Pero ese giro argumental tan sorprendente al final… supongo que también lo tenía oído pero jamás le presté cabal atención.
    Según la letra queda más que claro: era el marido el que le escribía poemas, etc. Dudas despejadas. Pero es algo como mínimo chocante. Las interpretaciones aquí apuntadas son todas posibles. Creo que lanzarse a imaginar qué podía pensar, o las posibles motivaciones de ese hombre es, aparte de dar una opinión, pura especulación. Porque es un personaje ficticio, un carácter dentro de la letra de una canción. Lo cual no quita que seguramente reflejara muchas situaciones y relaciones matrimoniales más que parecidas, de ahí también el mérito del tema. Y a menos que Cecilia dejara constancia, me parece que saber qué pensaba ella, qué enfoque le dio o qué quería transmitirnos en el fondo con esa historia es algo casi imposible. Sí, todo cabe, como he dicho, incluso que ese hombre hiciera todo eso por pura timidez. O por maldad retorcida. O por romanticismo de novela radiofónica de las 4 de la tarde, ja ja ja. Ah, y esa castración emocional de la que habla Vidal… pues creo que ambos la sufren, ella y él, si uno lo piensa bien. Un mérito para la moralidad de aquella época tocar el tema de la infidelidad… femenina (o sea, la condenable).

    Le gusta a 2 personas

    • Era muy conocida, yo también me acuerdo, se habló de mucho de ello y eso que no había tantos medios de comunicación como ahora. Aquella muerte fue comparada con la de Nino Bravo, que falleció a los 28 años también en un accidente de coche. Me gustan las entradas como ésta, en la que cada uno da su punto de vista y especula un poquito, porque no dejan de ser eso, especulaciones. Hay censuras que pueden ser peores que la de los censores franquistas, la de la propia sociedad, que muchas veces obliga a lo “políticamente correcto”; eso se superó en los ochenta pero, lamentablemente, parece que volvemos a aquello. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  7. La canción es preciosa sea cual sea la interpretación de las letras. Supongop que la mujer en el fondo sospechaba que lo habia sido su marido.

    Mari Trini ( era de Murcia) la cantante olvidada injustamente. Fue de la misma generación .

    Le gusta a 2 personas

    • Me alegro mucho que hayas puesto a Mari Trini, quien también tuvo su momento de gloria en España, tanto en la tele como en la radio. Sus canciones también tenían mucha calidad (miraré a ver si repesco alguna) y ella interpretaba con muchísima intensidad, en algún momento dijeron que era algo así como la Édith Piaf española, también por el estilo francófono de sus canciones. Besos.

      Le gusta a 1 persona

      • Amores se van marchando
        como las olas del mar
        amores los tienen todos
        pero quién los sabe cuidar

        El amor es una barca
        con dos remos en el mar
        un remo aprientan mis manos
        el otro lo mueve el azar ¡ Que bueno, verdad !

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s