Spandau Ballet. “Through The Barricades”

El “Conflicto de Irlanda del Norte” enfrentó a republicanos irlandeses, de mayoría católica, partidarios de la independencia o de la integración en la República de Irlanda, y a unionistas de Irlanda del Norte, de mayoría protestante, partidarios de mantener el estatus existente con el Reino Unido. Duró casi treinta años, en concreto desde el 8 de octubre de 1968 hasta el 10 de abril de 1998, cuando se firmó el “Acuerdo de Belfast” (“Acuerdo de Viernes Santo”) por el que ambas partes en conflicto daban por finalizada la espiral de violencia, a la vez que sentaban las bases para un nuevo gobierno que habría de estar formado por protestantes y católicos. Aquella guerra fratricida dejó un total de 3.526 fallecidos: 2.056 pertenecientes a los grupos paramilitares republicanos, 1.020 de los grupos paramilitares lealistas, 362 miembros de las fuerzas de seguridad británicas y 80 personas de afiliación dudosa o desconocida. Una de aquellas víctimas fue Thomas Riley, un ciudadano católico abatido en 1983 por un soldado británico en Belfast; Thomas era amigo de los integrantes del grupo Spandau Ballet, y quien se encargaba del merchandising de la banda durante las giras.

Aquella muerte, y el desolador paisaje de barricadas entre la zonas católica y protestante de Belfast, inspiró el quinto álbum de estudio de Spandau Ballet, una formación habitualmente englobada en el estilo pop conocido en los ochenta como new romantic; ya hemos hablado de ellos en una entrada anterior, dedicada a la canción “True”, perteneciente al álbum homónimo, tal vez el más famoso de esta formación. Aun siendo “True” un trabajo excelente, para muchos fue aún mejor el álbum que hoy nos ocupa, “Through the Barricades” (1986), tal vez el más rockero de esta formación, en el que se incluyeron temas tan interesantes como “How Many Lies?”, “Cross the Line”, “Main in Chains”, “Fight for Ourselves” o el titulado igual que el disco. “Through the Barricades” es una bella balada cuya letra nos narra una historia de amor entre un chico católico y una joven protestante durante el conflicto armado, en medio de unas barricadas levantadas a base de incomprensión, tristeza y odio. Destaca la voz profunda de Gary Kemp, el autor del tema, bien acompañada de instrumentos como la guitarra acústica, el clarinete o el saxo (aquí lo explican con más detalle y mejor conocimiento musical). Editado como single, “Through the Barricades” fue la última canción de Spandau Ballet que logró situarse en la lista de los diez sencillos más vendidos de Reino Unido. Aquí los podéis ver interpretando este tema en directo, ésta es la versión extendida y ésta la “demo” vocal utilizada como guía en la grabación original; estas dos últimas versiones fueron incluidas en la reedición que se hizo de este álbum en 2017.

spandau-ballet-cd-dvd-through-the-barricades.jpg

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

22 comentarios en “Spandau Ballet. “Through The Barricades””

  1. Ostras qué guapo. No tenía ni idea del tema, ni del álbum y no ubicaba a Spandau ballet en temas tan profundos, a decir verdad. El conflicto de Irlanda del norte siempre me ha interesado mucho. De adolescente vi “En el nombre del padre” y tanto la peli como el hecho de saber que estaba basada en un caso real me impactaron mucho. Aquí en Cataluña, el alumnado de bachillerato está obligado a hacer un trabajo de investigación sobre el tema que quiera a lo largo del bachillerato (dos cursos académicos) y yo escogí el conflicto norirlandés y aprendí muchísimo. No obstante, por cosas de la vida, no llegué a visitar Irlanda e Irlanda del Norte hasta hace apenas tres años. Aún se notaba tensión especialmente en Derry, aunque imagino que ya son las cenizas del fuego. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué bien lo de tu trabajo sobre este conflicto! A mí “En el nombre del padre” me gustó mucho, me acuerdo que salí del cine conmocionado, una de esas historias que te agujerean por dentro. Nunca he estado en Irlanda o Irlanda del Norte, aunque hace ya muchos años tuve relación con un grupo de irlandeses, una experiencia de la que guardo un gratísimo recuerdo. Se trata de un problema que se remonta muy atrás en el tiempo, de esos que no se resuelven tan fácilmente, aunque quiero (y deseo) creer que estamos en camino de ello. Un abrazo, Marta.

      Le gusta a 1 persona

  2. Buenos, eh!? Yo tuve el gusto de llevarlos a Marbella en el verano del 84, en una movida que se llamó Street Marbella y fue organizada por un grupo de jovencísimos artistas plásticos y músicos de ¡¡¡Coín!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti, por pasarte y comentar. Siempre está bien recordar que, en medio de la frivolidad y el desenfreno de los ochenta, también hubo historias como ésta, que hablan muy bien de bandas como Spandau Ballet. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. A mí Spandau Ballet, en plenos 80’s, me pillaron en mi momento más jevy y, por lo tanto, todo lo que sonara remotamente a Pop con teclados o, como se llamó el movimiento, Nuevo Romántico era rechazado de plano y anatematizado. De hecho, Duran Duran y Spandau Ballet eran los abanderados del ‘enemigo’ jajjaja, lo peor de lo peor; y esas pintas, por favor, ni mallas ajustadas, ni melenas, ni cuero, ni cadenas… Nada, no pasaban ni una… Por lo tanto, los escuché bien poco en su día, la verdad.
    Hoy por hoy, si me encuentro con sus temas, no es que me apasionen tampoco, pero bueno, ya no los rechazo como en aquellos tiempos. Tampoco supe nunca que fueran más allá de temas románticos en sus letras…
    Tenía, bueno, tengo, entradas para ver a Nick Mason, pero se ha cancelado/pospuesto el concierto, que lleva en su banda a Gary Kemp: ¡¡quién me lo iba a decir en 1986 jajjaja!!
    Abrazos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Spandau Ballet creo que es una de las bandas que más me gustaban de ese estilo, en cambio con Duran Duran nunca conecté. El estilismo de los nuevos románticos era así, a mí eso me daba igual, ventajas de no pertenecer a ninguna tribu musical … ¡Qué putada lo de Nick Mason! Creo que Gary Kemp se había dejado melena y se había comprado una chupa de cuero con cadenas, jajaja. Un abrazo, Alex.

      Me gusta

      1. Me temo que con la edad que tiene, el pobre Nick no está para exponerse demasiado, así que optó por la cancelación… Mira que hubiera estado bien ver a Gary Kemp redimido como rocker de pro 🤣🤣

        Le gusta a 1 persona

  4. Los de Spandau Ballet ni son santo de mi devoción pese a no dejar de reconocer ciertos milagros suyos, ni les tengo atravesados con un alfiler por mucho que su aliño indumentario lo merezca.
    Están ahí, sin más. Colocados en la estantería, como antes lo estarían en el pub, o donde quisieran ellos colocarse.
    El tema de hoy es uno de esos milagros que mencionaba antes, si bien no conocía su triste historia.
    Y como no estamos para más penas, toca cerrar capítulo.
    Salud, más que nunca.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy seguro que su estilismo era algo muy meditado, no sé si pensando en sus seguidores o en sus detractores, ya se sabe que lo importante es destacar, o hacerte notar, para que puedan hablar mal de ti. Pues este disco está bien, Caito, aunque tampoco quiero insistir mucho no vaya a ser que lo acabes rescatando de la estantería. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  5. Yo estoy ente Caito y Alex. Al menos no nos has propuesto “Gold”. Voy a decir una maldad cuando me empezaba a gustar el tema se ha acabado. Disculpa el rollo “hater”. No lo veo apropiado para los tiempos que corren.
    Bueno y para que os podáis reír si queréis (Alex y Caito) voy a confesar lo. Yo compré una cassette de Haircut one hundred y un disco de los Tomson Twin.

    Le gusta a 2 personas

    1. Jajaja, nadie puede resistirse al pop de peluquería y hombreras … Pues nada, lrotula, ya sabes lo que tienes que hacer, igual que en tu sección: “repeat”. Saludos.

      Me gusta

    2. No pasa nada lrotula, no sigas postrado ante el altar. Levántate y abraza la fe de nuevo, vuelve al seno del rebaño, oveja descarriada.
      Por cierto, dicen que para poder comprar ese material necesitabas un santo y seña tras el cual el dueño del local te hacía pasar a través de una cortina a la trastienda. ¿Que clase de gente había allí?. Algún día, cuando los ecos de la confesión se acallen, podrías contarnos algo.
      Bueno, me falta la segunda parte, ¿tras haber efectuado las compras te fuiste a Dallas con un rifle con el que disparaste a una comitiva presidencial?. Es que de no ser así, la historia pierde mucho interés. Ya nos dirás. Salud.

      Le gusta a 1 persona

  6. La primera vez que escuché esta canción no reconocí el estilo como de Spandau Ballett y tuve que buscar quién la interpretaba en especial con Gold y True como antecedentes. Y sí, que balada tan triste en especial por lo duro de la historia que cuenta, una especie de Romeo y Julieta anclada en una realidad mucho más tangible. A pesar de que forma parte de mi amplia playlist de canciones ochenteras, todavía me sorprende que sea interpretada por ellos. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad que no es el estilo habitual de este grupo, en general todo el disco es como demasiado rockero para la imagen que tenemos de ellos. Me alegra saber que está en tu playlist de temas ochenteros. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s