Vídeo

Steve Howe & Jon Anderson. “Sad Eyed Lady of the Lowlands”

Mañana va a ser un día importante para la Música, por primera vez en la historia el premio Nobel de Literatura va a ser entregado a un cantautor, Bob Dylan, aunque parece que finalmente no irá a recogerlo (sus razones tendrá). La decisión de la Academia no ha podido ser más polémica; se han vertido ríos de tinta para tratar de justificar lo inadecuado de este galardón, en manos de alguien que no se gana la vida como literato sino como cantante y escritor de canciones. El argumento más recurrente tiene que ver con la propia concepción de su obra que, efectivamente, no está pensada para la lectura sino para la escucha en forma de canción; entiendo que los defensores de esta posición también hubiesen estado en contra de que Shakespeare o Molière recibieran tal distinción si hubiera existido en su época, al fin y al cabo buena parte de sus obras estaban escritas con la finalidad de ser representadas en público. Entiendo a quienes critican esta decisión desde el conocimiento literario y porque, además, han escuchado las canciones de Dylan, se han esforzado en comprender y, en el mejor de los casos, se han dejado acariciar por sus poemas; pero, sinceramente, no comparto esas críticas que vienen de personas que, en su vida, se han parado a escuchar una canción de Dylan y, lo que es peor, tal vez nunca hayan tenido el placer de leer un libro. Como me imagino que hoy me estaré ganando una buena cantidad de collejas por mis opiniones, ahora voy a cosechar algunas más, esta vez por parte de los fans de Dylan; creo que el estadounidense es único escribiendo canciones pero no soy un gran enamorado de su voz, ni de su manera de interpretar; siempre he preferido las versiones que otros han hecho de sus temas y, de hecho, en este blog ya han aparecido algunas. Así que, para homenajear a Bob Dylan por este premio Nobel he querido seleccionar uno de los trabajos donde, desde mi punto de vista, mejor se condensa el espíritu poético de este autor, pero interpretado por dos de mis ídolos de juventud: los ex-Yes Steve Howe y Jon Anderson. La canción en cuestión es “Sad Eyed Lady of the Lowlands“, un tema de casi doce minutos que escribió probablemente pensando en su mujer Sara, con quien se había casado unos meses antes, poniendo fin a su romance con Joan Baez; ocupaba toda la cara D del disco doble “Blonde on Blonde” (1966), uno de sus mejores álbumes, en el que intervinieron músicos tan destacados como Al Kooper, Joe South o los miembros de The Band. La versión que os propongo fue incluida en un álbum de Stewe Howe homenaje a Dylan (“Portraits of Bob Dylan”, 1999), y para este tema contó con su ex-compañero Jon Anderson. La primera vez que la escuché me cautivó, la segunda me emocionó, con la tercera se me escapó alguna lágrima.

With your mercury mouth
in the missionary times,
And your eyes like smoke
and your prayers like rhymes,
And your silver cross,
and your voice like chimes,
Oh, who among them do they think
could bury you?
With your pockets well protected at last,
And your streetcar visions
which you place on the grass,
And your flesh like silk,
and your face like glass,
Who among them do they think could carry you?
Sad-eyed lady of the lowlands,
Where the sad-eyed prophet
says that no man comes,
My warehouse eyes, my Arabian drums,
Should I leave them by your gate,
Or, sad-eyed lady, should I wait?
With your sheets like metal
and your belt like lace,
And your deck of cards missing the jack
and the ace,
And your basement clothes
and your hollow face,
Who among them can think
he could outguess you?
With your silhouette when the sunlight dims
Into your eyes where the moonlight swims,
And your match-book songs
and your gypsy hymns,
Who among them would try to impress you?
Sad-eyed lady of the lowlands,
Where the sad-eyed prophet says
that no man comes,
My warehouse eyes, my Arabian drums,
Should I leave them by your gate,
Or, sad-eyed lady, should I wait?
The kings of Tyrus with their convict list
Are waiting in line
for their geranium kiss,
And you wouldn’t know it
would happen like this,
But who among them really wants
just to kiss you?
With your childhood flames
on your midnight rug,
And your Spanish manners
and your mother’s drugs,
And your cowboy mouth
and your curfew plugs,
Who among them do you think
could resist you?
Sad-eyed lady of the lowlands,
Where the sad-eyed prophet says
that no man comes,
My warehouse eyes, my Arabian drums,
Should I leave them by your gate,
Or, sad-eyed lady, should I wait?
Oh, the farmers and the businessmen,
they all did decide
To show you the dead angels
that they used to hide.
But why did they pick you to sympathize
with their side?
Oh, how could they ever mistake you?
They wished you’d accepted the blame
for the farm,
But with the sea at your feet
and the phony false alarm,
And with the child of a hoodlum wrapped up
in your arms,
How could they ever,
ever persuade you?
Sad-eyed lady of the lowlands,
Where the sad-eyed prophet says
that no man comes,
My warehouse eyes, my Arabian drums,
Should I leave them by your gate,
Or, sad-eyed lady, should I wait?
With your sheet-metal memory
of Cannery Row,
And your magazine-husband
who one day just had to go,
And your gentleness now,
which you just can’t help but show,
Who among them do you think
would employ you?
Now you stand with your thief,
you’re on his parole
With your holy medallion
which your fingertips fold,
And your saintlike face
and your ghostlike soul,
Oh, who among them do you think
could destroy you
Sad-eyed lady of the lowlands,
Where the sad-eyed prophet says
that no man comes,
My warehouse eyes, my Arabian drums,
Should I leave them by your gate,
Or, sad-eyed lady, should I wait?
Con tu boca de mercurio
en tiempos de misioneros
y tus ojos como humo
y tus oraciones como poesías
y tu cruz de plata,
y tu voz como repiques
oh, ¿quién hace que ellos piensen
que podrían enterrarte?
Con tus bolsillos siempre bien protegidos
y tus visiones de tranvía
que colocas en la hierba
y tu carne como seda,
y tu cara como el cristal
¿quién podría conseguir llevarte?
Dama de ojos tristes de las tierras bajas
donde dice el profeta de ojos tristes
que ningún hombre llega
mis ojos en depósito, mis tambores árabes
¿debería ponerlos en tu puerta
o debería esperar, dama de ojos tristes?
Con tus sábanas como metal
y tu cinturón como un lazo
y tu baraja de cartas perdida la J
y el As
y tus ropas de sótano
y tu cara sin expresión
¿quién de ellos podría pensar
que podría vencerte?
Con tu silueta cuando la luz del sol a media luz
en tus ojos donde nada la luz de luna
y tus canciones de caja de cerillas
e himnos gitanos
¿quién entre ellos intentaría impresionarte?
Dama de ojos tristes de las tierras bajas
donde dice el profeta de ojos tristes
que ningún hombre llega
mis ojos en depósito, mis tambores árabes
¿debería ponerlos en tu puerta
o debería esperar, dama de ojos tristes?
Los reyes de Tiro con sus listas de presidiarios
están todos esperando en fila
sus besos de geranio
y tú no sabías que podría ocurrirte
algo como eso
¿pero quien de ellos realmente
quiere besarte a ti?
Con tus amores de infancia
en tu alfombra de medianoche
y tus ademanes hispanos
y tus drogas de madre
y tu boca vaquera
y tus enchufes de toque de queda
¿quien de ellos te hace pensar
que pudiera resistirte?
Dama de ojos tristes de las tierras bajas
donde dice el profeta de ojos tristes
que ningún hombre llega
mis ojos en depósito, mis tambores árabes
¿debería abandonarlos en tu puerta
o debería esperar, dama de ojos tristes?
Oh, los granjeros y los hombres de negocios
han decidido
mostrarte los ángeles de la muerte
que solían esconder
pero porqué ellos te escogieron
para simpatizar contigo
¿cómo podrían alguna vez equivocarte?
Querían que te responsabilizaras
de lo de la granja
pero con el mar a tus pies
y la alarma falsa
y con el niño de un matón
arropado en tus brazos
¿cómo podrían ellos alguna vez,
haberte convencido?
Dama de ojos tristes de las tierras bajas
donde dice el profeta de ojos tristes
que ningún hombre llega
mis ojos en depósito, mis tambores árabes
¿debería abandonarlos en tu puerta
o debería esperar, dama de ojos tristes?
Con tus recuerdos de planchas metálicas
de Cannery Row
y tu marido de revista
que un día tuvo que irse
y tu gentileza, que ahora no puedes
evitar mostrar
¿cual de ellos crees
que te emplearía?
Ahora estás junto a tu ladrón,
estás en su libertad condicional
con tu medallón sagrado
que la yemas de tus dedos doblaron
y tu cara de santa
y tu alma de fantasma
oh, ¿quién de ellos podría pensar siquiera
que pudiera destruirte?
Dama de ojos tristes de las tierras bajas
donde dice el profeta de ojos tristes
que ningún hombre llega
mis ojos en depósito, mis tambores árabes
¿debería abandonarlos en tu puerta
o debería esperar, dama de ojos tristes?
Fuente: http://www.goddylan.com
Anuncios

30 comentarios en “Steve Howe & Jon Anderson. “Sad Eyed Lady of the Lowlands”

  1. Salva dijo:

    Mi opinión ya la conoces Raúl, y supongo que al igual que en mi blog esta entrada genere una sana discusión sobre el tema. Ahora entiendo lo que decía Marta cuando comentaba las acusaciones de Joan Baez sobre los posibles plagios de Dylan jajajaja
    No conocía esta canción ni la original de Dylan ni esta preciosa versión.

    Buen finde.

    Le gusta a 1 persona

    • Los premios, salvo que se concedan mediante referendum (y aún así), siempre serán injustos porque sólo puede ganar uno y está claro que no todo el mundo opina igual. Ya te comenté en tu entrada (aquí la dejo para los interesados (https://mividaesunacancion.wordpress.com/2016/11/25/vinilos-y-chicas-2/), y también lo he hecho en algún otro comentario, que a mí me ha gustado que el premio se lo hayan dado a un cantautor, bien podría haber sido Cohen o Dylan, y creo que es merecido; otra cosa es que haya hombres de letras con más méritos que él, no lo discuto. Como siempre, los premios son injustos. Buen finde, Salva.

      Me gusta

  2. Joder, 12 minutos de canción…No quiero extenderme mucho. ¿Merece Dylan el Nobel, para mí? Sí, sin duda alguna. Es un gran crooner, poeta, letrista, escritor y artista. Tampoco me gusta su voz y no está entre mis favoritos, las cosas como sean. Si tuviera que escoger 100 autores-grupos para llevarme obra suya a esa famosa isla desierta, Dylan no estaría ahí, más claro no puedo ser. Lo cual no quiere decir que no le valore. Me parece una apertura de los cánones literarios por parte de la Academia, y me parece bien. Como algunos han dicho, es un trovador urbano del siglo XX, y los trovadores y juglares en el fondo difundían la poesía entre el pueblo. Si nos ponemos puristas y academicistas, ni el rap es música ni los grafittis son arte ni muchas formas de expresión son teatro ni cuatro brochazos abstractos son pintura, etc, etc. Además…¿cúantos de los que criticarán este Nobel han leído un solo libro de anteriores escritores premiados? ¿Y cúantos se habrán molestado o molestarán en leer o escuchar letras de Dylan? Cohen lo merecía igual, Murakami, al que admiro y leo, lo merece y ojalá se lo den algún día. Precioso tema que en voz de Jon Anderson queda perfecto. Me dices que es tema de Yes y pico el anzuelo como un besugo, aunque progresivo no es que lo sea mucho, de hecho nada.

    Le gusta a 1 persona

        • Bueno, me aburriría a mí mismo (no creo), a las gaviotas y a las tortugas. Jamás he hecho ese ejercicio mental, 100 nombres da para mucho, aunque puestos a ser pijoteros seguro que se nos queda gente fuera. Es que no tenemos remedio los frikis de la música.

          Me gusta

        • Salva dijo:

          Yo estoy haciendo un ejercio particular recopilando 50 discos que han sido de una manera u otra importantes en mi vida. Iré desvelando más secretos en próximas entregas

          Le gusta a 1 persona

    • Estos últimos días me he visto defendiendo a Dylan ante todo tipo de opiniones, en la mayoría de las ocasiones formuladas con poco fundamento literario, simplemente dejándose llevar por la inercia de lo que se ha comentado a propósito de este premio y del atrevimiento de la Academia, algo que aún me tiene desconcertado. Pero lo cierto es que me pasa como a ti; es un autor que respeto muchísimo pero que no me llena como intérprete; sí como compositor, y de hecho en este blog ya han aparecido un montón de temas de Dylan, a veces interpretados por él y otras con versiones de sus canciones. En algún momento he comentado que es de los autores más y mejor versionados, y para una bitácora como ésta, donde la protagonista es la canción, es un verdadero chollo. Esta versión no podría catalogarse de progresiva, aunque esté interpretada por dos grandes de este género; el viernes que viene sí que aparecerá por aquí un tema progresivo, pero para todos los públicos: cortito y con una base acústica muy bonita. Saludos.

      Me gusta

  3. Ya te entiendo, tu “debilidad” por Dylan, por lo menos como autor, es comparable a la mía por Springsteen, solo que a mí Bruce me parece fantástico en todos sus aspectos. Dylan es un gran autor y uno de los nombres sagrados de las últimas décadas.

    Le gusta a 1 persona

  4. ¿Se merecía Obama el Nobel de la paz? Jua jua jua jua jua…¿por qué casi nadie discute eso? Como dije. un Nobel no es una verdad absoluta. Aunque a Dylan también le vale haciendo el paripé: Manda a Patti Smith en su nombre, si he oído bien…

    Le gusta a 1 persona

    • Así es, como le comentaba a Salva, por definición un premio siempre es una arbitrariedad. Lo de que no vaya a recoger el premio me parece fatal, es como lo de Woody Allen y los Oscars … No sabía que mandaba a Patti Smith, mañana saldremos de dudas.

      Le gusta a 1 persona

      • Salva dijo:

        Así es. Será la encargada de leer el discurso escrito por el tío Bob. Anda que quién le iba a decir a Patti Smith cuando comenzó en esto que iba a leer un discurso en la academia.

        Le gusta a 1 persona

  5. vidal dijo:

    Sin duda hay escritores mejores, pero no hay que negar la influencia que ha tenido en tantos otros cantantes y como ha llegado su música a todo el planeta, cosa que a lo mejor no se puede decir de algunos escritores, yo poco a poco lo voy descubriendo y he de reconocer que tampoco su voz es de las que más me gusten pero entiendo que sus mensajes colaran tanto en aquella época tan convulsa con un país metido en plena guerra del Vietnam, a lo mejor es hora de que surjan más Bob Dylans que denuncien lo que esta ocurriendo en Siria, Iraq…..
    La voz del cantante de Yes tampoco es de las que más me gustan pero sin duda sólo cuestión de gustos y de respetar las decisiones….Siempre he pensado que hay que comparar lo que pasa en otras situaciones y esta muy bien traído esa comparación con lo que pasaba en la época en que el Teatro era la televisión del pueblo,seguramente los más puristas lo viesen con recelo…saludos

    Le gusta a 1 persona

    • El error es suponer que Bob Dylan es un cantante y, como es un cantante, pues entonces el premio es totalmente injusto. Los mismos que dicen eso, también dicen que el próximo Nobel es para Alejandro Sanz. Me cabrean las opiniones gratuitas, las que se emiten desde el desconocimiento más absoluto, eso es muy español; todo el mundo sabe de todo y opina como si sentara cátedra … Estoy totalmente de acuerdo, hacen falta más artistas que canten a la paz, que hablen de las injusticias sociales y que lo hagan manejando la palabra como recurso irrenunciable. Saludos

      Le gusta a 1 persona

  6. Buen pues tenía que aparecer un Dylanofilo y aquí está. Me parece muy bien que le den el Nobel y sobretodo por ser el quien es y quien ha sido.
    El tema que has puesto es lo que yo llamo canción río. Larga, fluye poco a poco y los versos son la corriente. Así son también Desolation row y Hurricane. Coincido con vosotros que Dylan es un normal intérprete, pero cuidado es uno de los mejores compositores de rock y folk de todos los tiempos. Preguntárselo a los Byrds, Manfred Man, Grateful Dead The Band y tantos otros.
    Sus canciones son como los standards o clasicos del jazz. Admiten cualquier versión, incluso el mismo las va variando según las interpreta.
    La imagen actual de Dylan es penosa, pero hasta el “Desire” todos sus discos son sin discusión de “rodilla en tierra”. No estoy muy de acuerdo en que se le cuestione en esta etapa, por su calidad e innovación.
    A día de hoy Bob debería hacer como los Stones, un disco de versiones de blues. Es lo más digno que le queda por hacer.

    Bueno, me he quedado a gusto.

    Le gusta a 1 persona

    • En realidad, y en líneas generales, estoy de acuerdo con todo lo que comentas a pesar de no ser un dylanófilo. Bob Dylan es uno de los autores a los que más admiro y respeto; su obra está y estará siempre presente en la música porque las buenas canciones perduran, sólo hacen falta músicos con talento que las sepan versionar pero, sin duda, la materia prima está ahí. Y digo que no soy un dylanófilo porque prefiero escuchar sus canciones interpretadas por otros, pero bien podría decirse que sí podría considerarme como un dylanófilo si sólo tenemos en cuenta su faceta como poeta, compositor y creador de obras maestras de la música y la palabra. Por eso me da pena verlo arrastrarse por los escenarios, apenas sin voz y sin presencia en los escenarios, como he podido ver en algunos vídeos actuales. Y reitero mi satisfacción por este premio, es de justicia y, de paso, premia a la buena música. Saludos.

      Me gusta

  7. Confieso que nunca le he pilado el punto a Dylan. No me gusta su voz… y tampoco su aspecto, jaja. Pero como bien dices, su música crece cuando son otros los intérpretes que la versionan, será por algo. No he sido nunca de escuchar letras, siempre me he guiado por la música, aunque he de reconocer que algo tendrá el agua cuando la bendicen, jeje. Un fuerte abrazo, maestro.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo antes tampoco atendía a las letras, pero desde hace ya muchos años cada vez me intereso más por ellas, y ahora con internet es todo más fácil: puedes leer la letra entera de las canciones, las puedes ver traducidas y, en general, te puedes parar un poquito más en ellas. Jajaja, ¡gracias por lo de maestro! Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  8. Llego tarde a este interesante debate, pero no por eso voy a dejar de comentar, aunque sea a destiempo y con brevedad. Lo del Nobel a Dylan, ya lo dije en ca’Salva, me fastidió un poco pero no porque considere que no se lo merezca, si no porque mi apuesta personal para ese galardón es, desde hace varias temporadas, para Murakami, por muchas y variadas razones que ahora no vienen al caso. Y en cuanto que es un premio privado que otorga una institución con criterios que ellos mismos se imponen, pues es su decisión y punto, nada más que añadir: no es una distinción que se otorgue por votación o a la que se dedique dinero público, así que si no gusta, pues ajo y agua…
    En cuanto a Dylan siempre tengo sentimientos encontrados, me gusta a veces, otras no, y casi siempre prefiero, yo también, las versiones de otr@s de sus temas… Lo que si tengo claro es que si una canción de 12 minutos como esta es prácticamente un recitado continuo, yo acabo con la cabeza como un bombo, la verdad, y supongo que ahora el merecedor de la colleja soy yo, pero es que no puedo evitarlo… Necesito más interludios musicales, instrumentales, y aquí salvo el punteillo alrededor del minuto 9-10, es todo vocal… Se me hace un poco pesada y más sin entender prácticamente lo que dice, y eso que está en manos de dos músicos a los que admiro una barbaridad, en voz de Dylan igual la tengo que dejar…
    En fin, es mi opinión…
    Saludos!!

    Le gusta a 1 persona

    • A Dylan es difícil de entender, incluso cuando te traducen las canciones porque casi todo lo que hace (excepto algún tema como Hurricane que es muy directo) está lleno de metáforas y sutilezas. Pero la poesía es así, no se trata de entender sino de sentir, es como la estimulación de los sentimientos por medio de la palabra, un verdadero arte. Para los dylanmaniacos este tema suele ser uno de sus favoritos, me imagino que les debe suceder algo parecido a los que somos aficionados al progresivo, que nos encantan los temas de 15 ó 20 minutos. Saludos, Alex.

      Me gusta

      • Debe ser eso, los que entienden a fondo a Dylan y su arte narrativa, pues deben estar deseando escuchar cuanto más de ello mejor, claro… Es verdad que los progheads con la duración de los temas no tenemos ningún problema, lo que no me gusta en este caso es que se me hace demasiado monótono, hay canciones de Prog que solo la intro ya son 5 ó 6 minutos o incluso más y tan contento…

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s