Los Pasos. “Anouschtka”

A mediados de los sesenta Los Brincos eran los reyes de la escena pop española. Con el fin de contrarrestar o nivelar esta supremacía, el productor francés Alain Milhaud trató de crear un supergrupo con músicos procedentes de otras formaciones madrileñas, como Los Diablos Rojos, Los Jets, Los Sonor o Los Flaps; esta nueva banda, liderada por el guitarrista Joaquín Torres (aquí tenéis una interesante entrevista a este músico y conocido productor musical), inició los ensayos en 1966, con un tema escrito por Manolo Díaz que llevaba por título “La Moto”. Sin embargo, en algún momento, Alain Milhaud les debió retirar su apoyo en favor de otro grupo que estaba creándose en torno a un cantante de origen alemán llamado Mike Kennedy, que formaba parte de la banda Mike & the Runaways. Este nuevo grupo, el que finalmente estaba llamado a competir con Los Brincos, acabaría siendo conocido como Los Bravos, mientras que los músicos que constituyeron el primer embrión anti-Brincos encontraron acomodo con el productor Rafael Trabuchelli y la compañía discográfica Hispavox, ya bajo la denominación de Los Pasos. “La Moto” acabó siendo grabada por ambas formaciones (ésta versión es la de Los Bravos y ésta otra la de Los Pasos), aunque Milhaud y Díaz hicieron valer sus derechos para que fueran Los Bravos los primeros en lanzarla al mercado.

Tal y como nos cuenta Salvador Domínguez en su libro Bienvenido Mr. Rock. Los primeros grupos hispanos 1957-1975 (Madrid: SGAE, 2002; págs. 322-326), Los Pasos “solían actuar con regularidad en la cadena de clubs Consulado, Caravell y Principado”, y en los festivales matinales que organizaba El Corte Inglés en el Palacio de los Deportes de Madrid, situado en la calle Felipe II; incluso llegaron a participar en el largometraje “Long Play” (1968), dirigido por Xavier Setó. Publicaron un buen número de singles y dos Lps: “Los Pasos” (1967) y “Los Pasos y Los Albas” (1972), éste último de manera conjunta con Los Albas. Se separaron en 1972, aunque posteriormente tuvieron algunas reuniones esporádicas, como la que tuvo lugar con motivo del programa de televisión de Miguel Ríos “¡Qué Noche la de aquel Año!”, a finales de los ochenta, o el concierto ofrecido –junto a otros grupos de los sesenta- en la sala Jácara de Madrid, en el año 1990. Aquí podéis escuchar todas sus grabaciones con Hispavox (1966-1969), el período tal vez más interesante de esta banda; de entre todos estos temas, he seleccionado el titulado “Anoutschka”, uno de los más conocidos, en el que se puede apreciar bien la calidad instrumental y los característicos juegos vocales de esta banda. Como podréis comprobar, la letra es sencilla; nos habla de un amor abandonado en la lejana Rusia:

“Ella se llamaba Anoutschka. Nunca la podré olvidar. Me dejó un bello recuerdo. Su inocencia y su bondad (…) Anoutschka vivía en la nieve. Una aldea sin cuidar. Sucia triste y olvidada. Muy lejos de la ciudad (…) Ella se llamaba Anoutschka. Nunca la podré olvidar. En mi caminar constante yo la tuve que dejar”.

Hay un par de detalles en esta canción que me parecen significativos, sobre todo para la época; en primer lugar, el tema finaliza con un fragmento de la canción folclórica rusa “Kalinka”; en segundo lugar, Joaquín Torres utilizó en este tema una guitarra de doce cuerdas Framus Sorento 5/012, algo verdaderamente innovador para aquella España de tecnócratas, censores y “yé-yés”.

maxresdefault.jpgLos integrantes de Los Pasos eran: José Luis “Joe” González (teclados, voz solista), Álvaro Nieto (guitarra rítmica), Luis Baizán (batería), Joaquín Torres (guitarra solista) y Martín Careaga (bajo)

 

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

10 comentarios en “Los Pasos. “Anouschtka””

  1. ¡Y pensar que eran considerados modernos! Ahora parecen antiquísimos.
    Me hace gracia el exotismo ruso de la canción, a ver si opina Tatiana sobre Anouschtka.
    La canción Kalinka me parece muy bonita, tiene mucha fuerza.
    Un saludo, Raúl

    Le gusta a 1 persona

    1. Este vídeo debe tener más de medio siglo, pero se atrevieron a tocar un tema con melodía y letra rusa en una época en la que ese país era casi innombrable. Sí, a ver qué nos cuenta … Saludos, Evavill.

      Me gusta

    2. ¡Uy…cuanta gracia me hiciste con esa canción, Raúl ! jajajajaj ..” Anoutschka vivía en la nieve. Una aldea sin cuidar. Sucia triste y olvidada..” Me parece que más correcto escribir y pronunciar ” Annushka” es diminutivo de Anna ( Ana en español) . ¿ Como ha llegado a ello el autor de letras? Seguro, que hay detras una historia romántica y triste. O, lo más probable, iban las letras al unísono de ” Kalinka” que siempre era y lo es muy popular en cuanto hablan de Rusia. Pués, cantan muy bien , nunca escuché la canción , ni oí hablar de ella en Rusia. Bueno, fue hace mucho tiempo. Muchas gracias y mil besos por encontrar y presentarnos esa rareza tan graciosa.

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja, ya sabía que iba a llamar tu atención. Me imagino que lo escribieron así porque les parecería más exótico, la verdad es que ignoro el por qué del origen de esta canción, en cualquier caso fue todo un atrevimiento para la época, hablar de Rusia en aquellos años no era precisamente algo bien tolerado por el franquismo. Gracias a ti, Laacantha. Besos.

        Me gusta

  2. De pequeño fui niño precoz, y a consecuencia de ello ahora soy un adulto postcoz. Es decir, ya no me entero de nada, cada vez menos. Y es que la vela que alumbra el doble, dura la mitad. Pero gracias a ello, y a una memoria de la que hasta hace bien poco podía presumir (ya se sabe que la memoria es la inteligencia de los tontos), tengo muy vívidos los recuerdos de esta música y de la de su época, que parece ser que ya por entonces mi aficción se iba forjando.
    Un tiempo más tarde de aquellos años 60, y por razones que no vienen al caso, tuve la ocasión de tener una curiosa charla con uno de los miembros de la orquesta Alcatraz que se encontraban en aquellos años acompañando a Camilo Sesto. Por aquel entonces, a mediados de los 70, me comentaba el músico (no recuerdo su nombre, cosas de la “postcocidad”) que no es que en España no hubiera gustos o tendencias más rockeras o de música más vanguardista como en USA o Gran Bretaña, y que todo fuera a base de cantantes melódicos o folklóricas, si no que el problema consistía en que era extraordinariamente difícil disponer de instrumental por su escasez y elevadísimo precio, así como de estudios y casas de discos que los apoyaran, pero que los grupos que habían dispuesto de ello en su día, y me nombró a Los Bravos y a Los Canarios, de dónde procedía Alcatraz, habían triunfado y que era cuestión de tiempo, que público y músicos había para ello.
    No se equivocó, llegaron los 80 y nos vengamos, recuperamos el tiempo perdido, e incluso algo nos pasamos, todo hay que decirlo.
    Y bien está recordar a esos pioneros, como en el caso que hoy nos ocupa. Merecen su homenaje. Y mención aparte para Alain Milhaud, que se ha ganado un capítulo completo para él solo en la historia del pop/rock español.
    Por último, y respecto a parte “soviética” del tema, sí que resulta sorprendente que pasara la censura en aquel tiempo, pero como creo poco en las casualidades, me parece que pudo ser un forzado guiño fruto del aperturismo impuesto y que se estaba obligado a aparentar por la época aquella.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaja, yo no fui precoz pero tampoco me entero de nada, como si me hubieran dado una coz … Los sesenta fueron bastante buenos para la música española, sobre todo para el pop y el pop-rock, y los grupos tuvieron mucho éxito entre todos los públicos; es algo que se recuperaría durante los ochenta, uno de los períodos más fértiles ha tenido nuestra música, también en el rock. Los setenta acogieron a grupos de mucha calidad aunque de géneros no precisamente mayoritarios (rock progresivo, jazz-rock, música laietana, rock urbano …) Alain Milhaud es personaje imprescindible de aquellos años sesenta, incluso en los setenta, ya ha sido aludido en otras entradas, como en la dedicada a “A los que hirió el amor” (Pedro Ruy Blas) o “Tema del Müll” (Pegasus), y el otro día empezaba a preparar un post sobre Los Bravos, en el que él es también protagonista. Lo del instrumental ya lo había leído y creo que comenté algo en la entrada que dediqué a Pekenikes (https://laguitarradelasmusas.com/2015/10/05/los-pekenikes-embustero-y-bailarin-sombras-y-rejas-cerca-de-las-estrellas/), al parecer ellos fueron los primeros en tener en tener en España una guitarra Fender Stratocaster. Saludos, Caito.

      Me gusta

    1. La industria discográfica es a menudo genera ecosistemas hostiles, con artistas enfrentados y malos rollos. Un abrazo, Alex, y ánimo con tus ocupaciones … No dejes que te exploten, jajaja. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s