Ben & Ellen Harper. “City of Dreams”

El Folk Music Center de Claremont (California -EE.UU.-) es un lugar de encuentro para todos los amantes de la tradición musical norteamericana; es más que una tienda-museo, cuenta con una colección única de instrumentos musicales antiguos de todo el mundo, algunos bastante singulares, también ofrece clases y talleres para músicos en formación y actuaciones musicales de artistas del ámbito del folk, tanto locales como de otras zonas del país, incluso de fuera de los Estados Unidos. Fue fundado por Charles y Dorothy Chase (aquí podéis leer la historia de este establecimiento), los abuelos del cantautor y multi-instrumentista estadounidense Ben Harper, un músico con una larga carrera a sus espaldas cuya obra conocí hace poco cuando, de manera casual, me encontré con su duodécimo álbum de estudio, el titulado “Childhood Home” (2014), un trabajo realizado conjuntamente con su madre, Ellen Harper, de algún modo heredera de la tradición musical de sus padres, Charles y Dorothy Chase. He de deciros que me ha encantado este disco, humilde y sencillo en su planteamiento pero lleno de sensibilidad, probablemente muy cerca de lo que tuvieron que ser las raíces de la familia Chase en la zona conocida como Inland Empire (California). Allí creció Ben, escuchando a los grandes del folk, del soul, del country, del reggae, del jazz o del rock, y tocando la guitarra siendo apenas un niño en la tienda de sus abuelos maternos; a los doce años dio su primer concierto y a comienzos de los noventa inició su carrera discográfica con el álbum “Pleasure and Pain” (1992), realizado conjuntamente con el músico folk Tom Freund. Como os venía diciendo, “Childhood Home” (2014) es un disco bellísimo, un homenaje al folk de la costa oeste, totalmente acústico, que a mí me ha parecido emocionante, sobre todo al escuchar canciones como la propuesta para hoy, la nostálgica “City of Dreams” (aquí podéis ver a ambos interpretándola en directo), compuesta por Ellen Harper al igual que otras de este disco, como “Farmer’s Daughter”, “Altar of Love” o “Break Your Heart”; el resto son obra de su hijo Ben. Dicen de Ben Harper que “sus letras abordan temas como la paz, Dios y la religión, el medio ambiente o la política”; espero descubrirlo por mí mismo, y una ayudita no me vendría mal, tal vez alguno de vosotros que conozca mejor su obra me podríais indicar por dónde continuar.

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

17 comentarios en “Ben & Ellen Harper. “City of Dreams””

  1. Me ha gustado mucho, como comentas es sencilla pero con gran sensibilidad. A mí la música tradicional me encanta sea de donde sea, solo por serlo ya me transmite naturalidad y emotividad y algo que no sé explicar, pero que me conmueve.
    El vídeo de los dos me ha puesto los pelos de punta. Me ha llamado la atención que pone Ben Harper & His Mom, me pregunto cuándo dejaron de ser Ellen Harper & His Son. 🙂
    Las fotos muy auténticas.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Llevo escuchando este disco varios días y cada vez me gusta más. Me imagino que debe ser algo parecido a lo que sucede cuando un chaval es muy popular en el colegio o el barrio, se suele escuchar algo así como: “ahí va la madre de Pepito”. Como habrás podido ver, ella lleva la música en la sangre, canta y toca con una naturalidad que emociona a cualquiera. Hay que ver cómo algunas personas convierten en algo fácil lo que, en realidad, es bien complicado. Viendo las fotos dan ganas de ir allí, ¿verdad? Un abrazo, Luna.

      Le gusta a 1 persona

        1. Me imagino que debe ser algo parecido a cuando los gitanos se poner a cantar, bailar y dar palmas, no necesitan ensayar, afinar o prepararse, para ellos es como caminar o comer

          Le gusta a 1 persona

  2. Pues no conocía a este hombre, bueno, familia, mejor dicho, pero me ha gustado; me ha recordado un poco al estilo Magna Carta: folk tranquilo y suave, con bonitas armonías vocales… Lo dicho, me gusta.
    Muy curioso lo del Folk Music Center de Claremont, algo así quisieron hacer, en su día, Roger Waters y unos cuantos músicos famosos más, pero no sé si la iniciativa llegó a buen término.
    Abrazos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Este tipo de iniciativas en las que se trata de conservar el patrimonio musical son muy importantes, sobre todo si son lugares vivos, donde la gente va, canta, compra y se deja seducir por la historia de la música y de las tradiciones populares. Estaría francamente bien que gente como Waters se implicara en ello. Por cierto, atento a la entrada del viernes porque aparece Pink Floyd, aunque sólo sea de pasada, con un acertijo que te gustará (seguro que lo sabes , jejeje). Un abrazo.

      Me gusta

      1. Pues a mí me gusta más el Lord of the Ages, lrotula, aunque Seasons es una maravilla. Por cierto que en la suite homónima, hacia la mitad, hay un efecto de sonido de gente haciendo ruido que es el mismo, pero el mismo, mismo, que con el que Queen abrían el tema Brighton Rock del Sheer Heart Attack… Una simple curiosidad 😉

        Le gusta a 1 persona

  3. Es preciosa la canción, tiene mucha sensibilidad.
    Voy a ponerme yo también a escuchar a Ben Harper.
    El lugar es fantástico para cualquier amante de las guitarras y de la música en general.
    Un saludo, Raúl

    Le gusta a 1 persona

    1. Dan ganas de visitar este lugar, ¿verdad? Desde hace tiempo había oído hablar de él, pero cuando estuve en California no pude ir … y ahora lo lamento. Pues me parece que Ben Harper actúa en Madrid proximamente, miraré a ver cómo está el tema de las entradas … Saludos, Evavill.

      Me gusta

  4. Solo conocía de Ben Harper, y no desde hace mucho, su tema “Diamonds on the inside”, que me gustó bastante. Me recordaba mucho a “The joker”de Steve Miller. Anduve buscando algo suyo, cosa que normalmente suelo hacer en iTunes o YouTube, y si que encontré algunas cosas que me agradaron, y otras no tanto. Y tres conclusiones que saqué, la primera, que tocaba muchos palos, folk, rock, blues, reggae, country, y que aprendiz de todo, maestro de nada. La segunda, es que lo que había escuchado de él me recordaba a una mezcla de otros, y no le sacaba un estilo definido, una personalidad propia. Y la tercera, que todo lo que tocaba me sonaba bien, que tenía oficio, pero sin acabar de tener ni esa contundencia, ni esa definición de estilo que tienen los grandes.
    Y ahí lo dejé, casi con esa sensación de que era como un “one hit wonder”, o un músico de sesión que iba dando tumbos, en el buen sentido de la palabra, un buscavidas de la música sin mucha fortuna. No creí que mereciera mucha más atención. Errores que uno comete en la vida, como el de andar cogido del brazo de alguien a la vez que se camina por el pasillo central de una iglesia mientras suena Mendelssohn.
    Ahora, con lo que nos cuenta Raúl, puede cobrar sentido su manera de entender la música, es tercera de generación de músicos y ha crecido entre guitarras, lo lleva en la sangre, y quizás no le apetezca pararse en ningún tipo de música concreto, que quien elige, renuncia.
    Esto último no deja de ser una conclusión mía basada principalmente en principios de dilución homeopática neuronal, y pseudo ciencias debidamente contrastadas por quiromantes.
    Y respecto al tema de hoy, creo que en parte responde a lo que he contado, suena bien, están muy conseguidas las armonías vocales, merece la pena pararse a escucharlo, denota calidad…y nada más (y ni falta que le hace), lo cual ya es bastante.
    ¡Menos mal que no soy directivo de ninguna discográfica o jurado de algún festival o concurso!.
    Me tomo la libertad de poner el tema al que hacía referencia al principio.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. En el cine son habituales las críticas academicistas de cine, en las que se vierten opiniones intelectuales, se hacen ejercicios de literarios de crítica cinematográfica, se etiquetan los géneros y se marcan las pautas estilísticas de los autores; éstos suelen mirar de reojo lo que se dice de ellos, en ocasiones con bastante incredulidad y sonrojo. Me imagino que algunos deben pensar que jamás habían pretendido mostrar eso que dicen y otros se enteran de su adscripción estilística y estética cuando lo leen de los críticos. Me imagino que en la música pasará algo parecido; yo soy el primero (de hecho es algo que me gusta hacer) que trato de etiquetar las músicas y sus autores, a lo mejor es un error, tal vez Ben Harper y otros no piensen en esos límites, ellos sólo hacen música, la música que les sale, sin importar si incursionan en el pop, el rock o el country. Tengo que escuchar más a Ben Harper pero, a pesar de todo lo que acabo de decir, a lo mejor te tengo que dar la razón, y a mí también acabe desconcertándome el ecléctico espectro sonoro de este autor. Muchas gracias por tu interesante comentario Caito, me ha hecho pensar en el asunto, y por la canción que has puesto, efectivamente muy diferente a la de la entrada; en cualquier caso, ya voy sacando alguna conclusión de este músico, independientemente de que me puedan gustar más o menos sus propuestas musicales: 1) Me parece muy bueno. 2) Es de esos autores (ya no quedan muchos en la música) que parece que lo hace todo fácil. 3) Se nota el peso de la tradición familiar en él. 4) No parecen importarle las etiquetas. Saludos, Caito.

      Me gusta

  5. Bueno pues te voy a echar una manita con lo que se de Ben Harper.
    Es el típico músico que tengo en la recamara para hablar alguna vez de el.
    Tiene una una buena discográfica con su grupo The inocent Criminals donde ha hecho discos que a veces me ha recordado a Neil Young.
    Para mi lo mas recomendable o mejor lo indispensable es un disco que tiene con el Blues man Charlie Musselwhite.
    Este disco es del 2013 (creo) y tiene un tema titulado “I don’t belive” que bien lo podría haber grabado Led Zeppelin en su mejor época. Este disco creo que ganó un Grammy en la sección de blues. y si no lo ganó al menos estuvo seleccionado.
    Creo que recientemente ha sacado otro disco con el veterano armonicista.
    Además es un músico muy generoso. Estoy apuntado a su newsletter y una vez ofreció gratis un disco doble en directo con Charlie Musselwithe. Por supuesto lo bajé y da la casualidad que la semana pasada lo escuche.
    Esta actitud está en coherencia con sus ideas ante la música y la vida.

    Como muestra te dejo este vídeo contra la violencia policial en los EE UU del tema que dio titulo a su ultimo disco.
    La letra y el mensaje es impresionante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues muchísimas gracias por la información que, como suelo hacer en estos casos, apunto en un papelito para que no se me olvide. Que te recuerde a Neil Young ya es buena cosa, y más aún un disco con Charlie Musselwhite y un tema a lo Led Zeppelin … Además parece un buen tío, comprometido con lo que le rodea … y regala discos. Gracias de nuevo, lrotula. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s