Vídeo

The Pretenders. “Kid”

Si preguntáramos por The Pretenders a cualquier aficionado a la música pop medianamente informado, lo más probable es que nos contestase que ese es el grupo de Chrissie Hynde. Y, en efecto, así ha sido desde su creación en 1978 hasta la actualidad, pues creo que aún continúan en activo. Sin embargo, los dos primeros discos de esta banda –sobre todo el primero- fueron mucho más que Chrissie Hynde. The Pretenders acabaron inclinándose, como muchas formaciones ochenteras, por un rock melódico que se alimentaba de las buenas canciones de esta artista, líder absoluto de la banda; a pesar de todo, su álbum de debut (“Pretenders”, 1980) es uno de los mejores discos de New Wave que conozco, bastante rockero y con un sabroso aderezo punk, más evidente en la estética que en la propia música. Los responsables de este excelente trabajo fueron el bajista Pete Farndon, el batería Martin Chambers, el interesantísimo guitarrista James Honeyman-Scott -en gran medida el responsible de esos cambios de ritmo y esos riffs tan creativos y singulares- y, por supuesto, la norteamericana Chrissie Hynde, la vocalista y autora de todas las canciones. A finales de 1981, en pleno éxito musical de esta banda, la relación de Pete Farndon –ex novio de Hynde- con el resto de compañeros fue deteriorandose a causa de las drogas, lo que llevó a su expulsión del grupo en 1982. Mientras tanto, el guitarrista Honeyman-Scott había aprovechado las últimas giras para dedicarse a la misma peligrosa actividad que su compañero; murió el 16 de junio de 1982, apenas dos días después de la expulsión de Farndon, debido a un paro cardiaco ocasionado por una sobredosis de cocaína. Meses después, cuando trataban de recomponer la banda, fallecía Pete Farndon, ahogado en una bañera tras perder el conocimiento por una inyección de heroína. El siguiente disco (“Learning to Crawl”) lo sacaron en 1986 y, desde entonces, los cambios en la formación de The Pretenders han sido continuos. Volviendo a su primer trabajo (aquí podéis escuchar el disco entero), está lleno de buenas canciones: “Precius”, “Tattoed Love Boys”, “Stop your Sobbing”, “Brass in Pocket” y mi preferida: “Kid”, una hermosa balada que ha tenido alguna versión interesante, como ésta debida al dúo inglés Everything but the Girl publicada en su álbum “Love Not Money” (1985).

Anuncios

12 comentarios en “The Pretenders. “Kid”

  1. No conocía la dramática historia de la banda, Raúl… Estoy de acuerdo contigo, es uno de las cimas del new wave de principios de los ochenta. Un disco magnifico y ese “Kid” es una de las tres mejores canciones junto a “Brass in pocket” y la versión del tema de los Kinks “Stop your sobbing”. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Son tres grandes temas, Antonio. Precisamente Stop your sobbing la tengo en mi lista para dedicarle un día a The Kinks y, por supuesto, enlazaré con la magnífica versión de Pretenders. La banda fue muy importante en los primeros años del grupo, cuando aún vivían Honeyman-Scott y Farndon, luego el grupo prácticamente quedó reducido a Chrissie Hynde. Un abrazo.

      Me gusta

  2. No soy un gran fan de la new wave pero he de reconocer que este grupo tiene estilo propio (tanto musical como estéticamente), lo que siempre se agradece en un mundillo donde pronto todo se copia hasta la extenuación. Aunque no conozco todas las etapas de este grupo yo diría que la mejor ( y la que más conozco) es la de los ochenta. Ignoraba todas esas tragedias del grupo. Una auténtica pena… Saludos, Raúl.

    Le gusta a 1 persona

    • Es verdad eso que dices, la industria discográfica era muy potente en aquellos años y controlaban todo: la producción, el estilo de los grupos, su atuendo, etc. A mí también me gusta más la etapa ochentera, sus primeros discos hasta “Learning to Crawl”. Saludos, Adrián.

      Le gusta a 1 persona

  3. Alex dijo:

    Vaya con los Pretenders… Y parecían unos niños buenecitos… Está claro que las drogas en el mundo de la música han causado estragos, y más quizá en aquellos alocados 80’s en los que no estaba todavía demasiado claro el alcance de ciertas sustancias y, para colmo, fueron algo parecido a una ‘moda’…
    En cuanto a su música, los Pretenders siempre fueron un valor seguro con Chrissie Hynde al frente; son una banda que respeto mucho y que me gustan bastante, aunque como a tantas otras, me gustaría dedicarle algunas horas más de escuchas.
    Saludos Raúl

    Le gusta a 1 persona

    • Lo de las drogas y la música es algo tremendo, ahora mismo estaba leyendo una entrada del blog Tu Crítica Musical sobre Charlie Parker, muerto a los treinta y tantos años también víctima de las drogas; aunque el rock ha tenido más muertes, otros estilos como el jazz no se libran. Como le he comentado a Adrián, los discos que más me gustan de ellos son los tres o cuatro primeros; yo los conocí gracias al recopilatorio que se hizo en 1987 (“The singles”). Es un grupo que merece la pena, al menos en su etapa ochentera. Saludos, Alex.

      Me gusta

  4. ¡Hola Raúl! Por fin tengo algo de tiempo para comentar tu entrada. Ciertamente, The Pretenders es EL grupo de Chrissie Hynde. Creo que lo ha disuelto para siempre y ahora anda sólo en solitario. Una grandísima artista que (algún día…) andará en We Are Rock. Lástima que últimamente nos haya decepcionado con declaraciones que la alejan mucho de la rockera fuerte y feminista que tod@s pensábamos que era: http://www.abc.es/estilo/gente/20150901/abci-polemica-chrissie-hynde-mujeres-201509011235.html

    Aún así, es Chrissie Hynde y no se puede olvidar su legado.

    Le gusta a 1 persona

  5. Esto es lo de siempre. Una cosa es la música que hace un artista que puede ser de altísima calidad y otra la catadura moral del personaje. Sin ir más lejos el gran Ray Davies pareja en su día de Chrissie , cuando la relación se enfrió y llegaba bebido a casa, le pegaba. Chrissie lo tuvo que abandonar. Otro genio-indeseable.

    Le gusta a 1 persona

    • Teniendo en cuenta lo que piensa Chrissie Hynde de la relación entre hombres y mujeres (el enlace que ha dejado Marta un poco más arriba habla por si solo), a lo mejor incluso disculpaba al principio las palizas que le daba Ray Davis. En cualquier caso supo reaccionar a tiempo y quitarse de encima a semejante sujeto. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s