The Who. “Baba O’Riley”

A Jerry Bruckheimer le encantan los Who, desde la web Partitule nos cuentan que siempre fue un seguidor de esta banda y que, incluso, ha soñado con que pudieran tocar en alguna de sus fiestas de cumpleaños. Este estadounidense de origen judío-alemán es el productor de la franquicia CSI, que tiene cuatro series de televisión con la criminología y la ciencia forense policial como protagonistas; las cuatro cuentan con una canción de The Who en su cabecera de presentación: “Who are you?” en “CSI (Las Vegas)”, “Won’t Get Fooled Again” en “CSI (Miami), “I Can See for Miles” en CSI (Cyber) y nuestra canción de hoy, “Baba O’Riley”, en CSI (Nueva York). Este tema forma parte del quinto álbum de estudio de los británicos, “Who’s next” (1971), que tiene su origen en una fallida ópera rock del guitarrista Pete Townshend titulada “Lifehouse”, un ambicioso y complejo proyecto difícil de entender incluso para su creador, en el que se mezclaba la política con la ciencia-ficción distópica y la música interactiva (Héctor Sánchez lo explica muy bien, y con detalles, en este artículo publicado en la revista Efe Eme). Era todo tan complicado en “Lifehouse” que no hubo otro remedio que cancelar el proyecto, para desesperación de Pete Townshend, que llegó incluso a valorar la posibilidad de abandonar The Who e iniciar una nueva aventura musical. Finalmente se logró reconducir la situación, y se utilizaron algunos de los materiales de “Lifehouse” para un nuevo álbum, que titularían “Who’s next”; los restantes fueron incorporándose a otros discos de la banda y a trabajos en solitario de Townshend. De hecho, “Baba O’Riley” duraba inicialmente media hora; el propio autor nos ha explicado (lo cual es de agradecer) el significado de este tema en el contexto de “Lifehouse”:

“Un grupo familiar autosuficiente que rompe con todo y que viven en una granja en una parte remota de Escocia decide ir al sur para investigar los rumores de un concierto subversivo que promete agitar y despertar a la sociedad británica apática y asustadiza. Ray está casado con Sally y esperan reunirse con su hija Mary, que se escapó de casa para ir al concierto. Viajan a través de las tierras baldías del centro de Inglaterra en una caravana, con un aparato de aire acondicionado que esperan que les proteja de la polución”.

En ningún momento se hace mención al título de la canción (aquí tenéis la letra, en inglés y español), por lo que a menudo se ha llamado, de manera errónea, “Teenage Wasteland”; en realidad en ella se recuerda a Meher Baba, un gurú indio cuyas enseñanzas fueron fundamentales en la creatividad de Pete Townshend, y a Terry Riley, un compositor de música minimalista cuya impronta puede apreciarse en los efectos sonoros de este disco y en el uso de sintetizadores y teclados sintetizados, algo novedoso para la época que, además, representaba un cambio importante respecto de lo que había sido el sonido de esta banda hasta entonces. “Baba O’Riley” comienza con un potente y pegadizo sonido de sintetizador, después van entrando el resto de instrumentos, como el piano, la batería, incluso el violín -interpretado por Dave Arbus-, una idea de Keith Moon, con aire de música clásica india en recuerdo de Meher Baba. En opinión de Héctor Sánchez (Efe Eme), “el ritmo de ‘Baba O’Riley’ era lo que Townshend imaginaba que sucedería si el espíritu de Meher Baba entrara en un ordenador y se transformara en música”.

the-who-whos-next-1

 

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

21 comentarios en “The Who. “Baba O’Riley””

  1. Una canción que es casi una novela, lo digo por la explicación sobre qué trata.
    Me parece muy original y me gusta cómo se va desarrollando, cómo cambia y crece hasta el corte final.
    Un saludo, Raúl.
    Que tengas muy buen fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. En aquella época se hacían unas piruetas intelectuales que no veas. En este caso se agradece que el autor explique el concepto de su obra, no siempre pasa eso y al final hasta se hacen tesis doctorales para tratar de explicar algo en lo que el autor, a lo mejor, ni había pensado. Espero que estés pasando un buen fin de semana, Evavill. Saludos.

      Me gusta

  2. Quadrophenia fue una de las películas que más me impactó siendo adolescente, aquello era una hemorragia de sensaciones sin sentido, no podía entender como gente tan joven viviera tan alegremente al límite entre drogas y peleas con otros grupos que sencillamente usaban otras motos, ropas y gustos musicales distintos. Desde mi bisoñez miraba con los ojos como platos a las Lambretas llenas de espejos donde cabalgaban iconos de libertad con gente común y corriente con sus bondades y frustraciones, ángeles y demonios. Su banda sonora, aunque ya la conocía y Tommy no me gustó tanto, me impresionó más todavía, desde entonces The Who (aquellos Who) ocupan lo más alto en el escalafón de mis preferencias, con permiso de los Beatles con otras virtudes bien distintas.
    Baba O’Riley es un derroche de sonidos, un ejemplo de su rock progresivo en su mejor estado de forma, te teletransporta. Imaginas a Townshend haciendo el molinillo, a Daltrey mareando al micro, a Moon frenético y a un Entwistle en su sitio sereno sin romper nada. Ventajas de poder ver hoy sus actuaciones gracias a la maldita tecnología.
    Muy interesante artículo Raúl.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Creo que lo he contado alguna vez, cuando era adolescente solía acudir a un cine de Madrid que ya no existe, el Covadonga, estaba en la calle López de Hoyos, a la altura del metro Alfonso XIII; aquella sala estaba especializada en películas y documentales musicales, allí vi (varias veces) el “The Song Remains the Same” de Led Zeppelin, “Live at Pompeii” de Pink Floyd, un documental buenísimo (ahora no me acuerdo cual era) con actuaciones en directo de Chuck Berry, Little Richard y Jerry Lee Lewis y, por supuesto, las películas de los Who (“Tommy”, “Quadrophenia” y “The Kids Are Alright”). Aquello eran sesiones continuas, creo recordar que un día vi las tres pelis de los Who o al menos dos de ellas. A mí “Tommy” me dejó pegado al asiento, aún me acuerdo de aquella sensación, algo parecido a lo que sentí cuando vi “La Naranja Mecánica”; desde entonces no he querido volver a ver “Tommy” no vaya a ser que me defraude y se manche el recuerdo de aquel día … Muchas gracias a ti, Nostromo, por tu interesante y generoso comentario. Saludos.

      Me gusta

    1. Es verdad que los sintetizadores empezaron a utilizarse con asiduidad en los setenta, sobre todo en estilos como el klautrock y, en general, todo el rock progresivo, pero este disco es de 1971, cuando apenas casi nadie lo había utilizado. Según he leído hay algunas grabaciones (The Supremes, The Rolling Stones, The Monkees o The Byrds) a finales de los sesenta donde se utilizó, y la primera vez que se manejó en directo fue en 1969, en un concierto de Paul Bley. Saludos, Eduardo.

      Le gusta a 1 persona

    1. Yo también veía CSI. Efectivamente es un tema cambiante, como si fuera de rock progresivo, de hecho incluso se podría englobar en ese estilo, incluso se maneja un instrumento tan típico de ese género como es el sintetizador. Un abrazo, Luna.

      Le gusta a 1 persona

  3. Han tardado 1 min. 20 s. para empezar…una larga y monótona intoducción. Pero el final esta rápido, intenso y buonisimo. Lo ves …como analizo y descuartizo la canción…jajajja .La escuché con mucho gusto.Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Esa parte introductoria que comentas es todo un hito musical y, de algún modo, algo pionero en el rock que ya estaba cocinándose, con sintetizadores, mellotrones e instrumentos que le aportaban al rock algo nuevo, una complejidad no vista hasta entonces. Ya te veo que progresas adecuadamente, jajaja. Besos.

      Le gusta a 1 persona

  4. De los primeros discos que compré en mi vida, uno fue el sencillo de “5:15”, a mediados de los 70. Y no es que tuviera conocimiento músical de The Who, pero ya entonces circulaban las noticias de sus excesos, con destrozos de sus instrumentos incluidos, y aquello fue suficiente para despertar mi deseo de ver y oír de que iba aquello, con una muy buena pinta de salvaje, algo bastante acorde a mi entonces natural estado, que transitaba de travieso a gamberro a grandes zancadas más que a pasos cortos. Cosas de la edad.
    Y fue un gran descubrimiento, no paraba de escucharlo. Me parecieron los primos “chicos duros” de The Beatles, y ahí siguen y los sigo teniendo, uno de mis grupos de cabecera.
    Puede que ayudara mucho la letra de la canción, que trabajosamente traduje (soy y sigo siendo de francés), con aquellas chicas de quince años, expertas sexuales y de traseros seductores. Entiéndase esto en el marco de un hormonado adolescente carpetovetónico en una pacata y recatada España, muy especialmente en la zona mesetaria, pues como pude comprobar un tiempo después, no mucho, por otros lares no pintaban igual las cosas, pero eso es otra historia.
    Luego vino a mis dominios, escasos por aquel entonces, Quadrophenia, aderezada con aquello de los mod y los rockers, lo que supuso el paso del noviazgo al altar.
    ¡Que tiempos!.
    Bueno, que me dejo lo de hoy. Un temazo. De los que dan idea de la enormidad de un grupo. De esos a los que califico como “de monte”, frente a otros a los que considero “de granja”. Seguro que se me entiende.
    Por ir acabando, elogiar como siempre la extensa labor de documentación e investigación del anfitrión, que de haber conocido otros tiempos, lo de Champollion o Fleming hubiera quedado “p’al hueco la muela”. O casi…
    Y una reflexión visto el laborioso, complejo e intrincado “parto” de la criatura sobre el que tan bien nos ha ilustrado el anfitrión, ¿podemos esperar normalidad de quien hace cosas que no lo son, de quien hace cosas excepcionales?. ¿Podemos juzgar su vida y su conducta al igual que la del resto de seres?. En mi caso, la respuesta no está en el viento. Es no. Pero sin pasarse, que amigos todo lo que quieras, pero la borrica, en la linde.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Buen tema para perder la virginidad vinílica, de “Quadrophenia”. A mí me tenía alucinado lo de los instrumentos musicales destrozados, también estimulaba mi lado adolescente gamberro. Me acuerdo que en mi instituto había un chico “mod”, vestía exactamente igual que los de “Quadrophenia”; no hablaba con nadie, a pesar de que las chicas lo intentaban porque era bastante guapo, pero iba de “dureta” incomunicado. Conmigo llegó a hablar algo (poco), lo conseguí por la vía de la música, lo tenía claro: sólo le gustaban los Who y Queen, no escuchaba nada más y no le interesaba nada más. Lo de monte y granja me ha hecho mucha gracia, me ha recordado a mi padre cuando, en plan chuleta, preguntaba en los bares de menú del día si el pescado era de mar o de río (refiriéndose al pescado congelado). Está claro que The Who son camperos criados en libertad. Saludos, Caito.

      Me gusta

    1. Es una de las portadas míticas del rock. Algunos han interpretado que es como una burla del “monolito” de “2001: Una odisea del espacio”, en el que, por cierto, acaban de orinar. Saludos, lrotula.

      Me gusta

      1. La portada fue censurada en España por lo de las meadas: se consideró indecorosa, ya ves tú; la sustituyeron por una foto de concierto… Y en cuanto a lo de los sintes de Baba, Townshend los grababa en su estudio de grabación privado en su casa investigando con los más modernos adelantos: ya estaba forrado por aquel entonces jejjeje… De hecho, llegaba a los estudios con casi todo hecho ya de antemano y preparado para sus compañeros de banda. Esto lo sé porque lo leí en la autobiografía de Pete que se llama Who I Am y que recomiendo a cualquier seguidor de la banda: yo la disfruté mucho.
        Hay una anécdota de ese libro referente a Roger Daltrey que me encanta: resulta que nunca quería grabar con otro batería que no fuera Keith Moon y, sobre todo al final cuando ya estaba muy destrozado, Pete no entendía por qué; hasta que descubrió que Roger cantaba no sobre las melodías de guitarra o incluso bajo, que suele ser lo habitual, si no que se apoyaba en el peculiar ritmo que Moon imprimía a los temas. Unos ritmos y evoluciones absolutamente propios y característicos de los Who.
        Dicho todo esto, creo que sobra aclarar que adoro a los Who y me encanta esta canción 😉
        Abrazos!!!
        PD: Una semana sin tregua, estoy poniéndome al día…

        Le gusta a 1 persona

        1. Muy buenos los datos y las anécdotas que nos dejas, Alex; lo de Daltrey me ha parecido buenísimo, está claro que Moon estaba chalado pero era genial. Lo de la censura de aquellos años era charlotada, si hubiera sido hoy a lo mejor hubieran limpiado el monolito (o lo que sea) con photoshop y a ellos les hubieran puesto algo entre las manos para disimular, lo cual podría haber sido aún peor… Muchas gracias, Alex, por pasarte por aquí a leer y comentar, sobre todo teniendo en cuenta lo liado que estás. Un fuerte abrazo.

          Me gusta

  5. Esta es una de mis canciones predilectas de The Who, tal vez hasta mi favorita. Ese sintetizador seguido de los power chords erizan la piel a cualquiera. Una gran canción de una icónica agrupación. Desconocía los detalles detrás de la creación de Who’s Next y fue muy interesante tratar de imaginar lo que Townsend quería narrar. Aunque un concierto que pudiera tener un efecto subversivo parece un tanto exagerado, pero como dices, en esa época se experimentaba mucho con lo que se escribía. De todas formas, una muy interesante entrada. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo creo que también es mi favorita y, en gran parte, es debido a ese sintetizador del principio y a que el tema es casi de rock progresivo. En aquella época todo era muy exagerado: las letras, la duración de las canciones, la riqueza instrumental, la fogosidad en los directos … ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s