Jethro Tull. “My God”

“Al principio, el Hombre creó a Dios; y lo creó a su imagen y semejanza. Y el Hombre dio a Dios multitud de nombres, y el poder de que fuese el Señor de toda la Tierra cuando al Hombre le conviniera” (Consultado en Wikipedia).

No me he equivocado al transcribir el Génesis, estas frases, tal vez influenciadas por la obra del filósofo alemán Ludwig Feuerbach, padre del ateísmo antropológico, se pueden leer (por supuesto en inglés) en la cubierta correspondiente al Lp de Jethro Tull “Aqualung”, en concreto están situadas en la cara B de este álbum, titulada “My God”. Este trabajo es uno de los mejores de la banda liderada por Ian Anderson; publicado en 1971, tiene la apariencia de un álbum conceptual, aunque Anderson siempre ha insistido en lo contrario, incluso pergeñó el siguiente disco (“Thick as a Brick”), como ya tuvimos oportunidad de comentar, para tratar de ridiculizar a quienes mantenían que “Aqualung” era un disco conceptual. La cara A está ocupada con canciones que hablan de incómodos seres marginales: prostitutas infantiles (“Cross-Eyed Mary”), vagabundos pedófilos y alcohólicos (“Aqualung”), jóvenes olvidados por la sociedad (“Mother Goose”), etc.; mientras que la Cara B trata sobre la religión en un tono muy crítico, para muchos irreverente, poniendo el dedo en la llaga en las arbitrariedades y el dogmatismo de los cultos organizados. Esto es, por ejemplo, lo que manifestó Ian Anderson a propósito del tema que hoy nos ocupa, “My God”:

“No es una canción contra Dios, o contra la idea de Dios, pero es contra los Dioses y la iglesia hipócrita del Sistema; es una crítica del Dios que escogieron adorar. No me satisface que a los niños se les enseñe que sigan al mismo Dios que sus padres. Dios es una idea abstracta que el Hombre elige adorar. Él no necesita que lo adoren. A los niños se les enseña que sean Judíos, Católicos o Protestantes sólo por un accidente de nacimiento. Pienso que es algo presuntuoso e inmoral. La religión hace una línea divisoria entre los seres humanos y eso está equivocado. Pienso que es muy equivocado que nos laven el cerebro con una serie de ideas religiosas. Debería depender de ti pensar y que tomes tu propia decisión. Este es un blues para Dios, en forma de lamento”.

La portada de “Aqualung”, realizada por Burton Silverman, nos muestra un retrato en acuarela de Ian Anderson, ataviado como un vagabundo; la idea vino de su esposa, Jennie, cuando fotografiaba a vagabundos del Ejército de Salvación en Londrés. En España, este disco estuvo prohibido hasta 1975. Cuando finalmente se publicó, poco antes de que falleciera Franco, se hizo con una versión mutilada respecto del original: se eliminaron los textos que acompañaban a la cara B y, también, la canción “Locomotive Breath” –sustituida por “Glory Row”-, tal vez por su tono sexual, por emplear la palabra “cojones” o simplemente por obcecación del censor, en cualquier caso una decisión absurda; en primer lugar, porque este tema ya había sido publicado en España, en concreto en el álbum en directo “Living in the Past” (1972) y, en segundo lugar, porque existía una pieza más polémica, como era “My God”. En la imagen que aparece al final de la entrada podéis ver mi vieja cinta de “Aqualung”, en la que se pueden comprobar todas estas circunstancias que os acabo de comentar. Aquí tenéis una actuación en directo de Jethro Tull, en la que interpretan “My God”; es de 1970, es decir, anterior a su grabación en “Aqualung”. Estamos ante un disco sensacional, plagado de buenas canciones como ésta que presentamos hoy, que contiene uno de los solos de flauta más impresionantes que ha dado el rock.

IMG_20190116_090003.jpg

También en Deezeer

 

Anuncios

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

27 comentarios en “Jethro Tull. “My God””

  1. Bueno, siempre es un placer leer u oir a alguien tan elocuente como Ian Anderson. Lo queas me choca es que diga que la cancion es un blues. La filosofada sobre la religion es muy de la epoca y es lo normal de aquellos dias.
    Pero un blues, cuando entra la flauta y los coros. Blues sinfonico pues.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me imagino que lo de blues tiene más que ver con el sentimiento que con el estilo musical, pero a saber lo que quiso decir Ian Anderson …. Hay un álbum de Bloque (“El Hijo del Alba”) en el que también tratan de buscar a Dios, pero nunca al modo convencional, eso queda para los que hacen rock cristiano (https://es.wikipedia.org/wiki/Rock_cristiano). Buen fin de semana, lrotula.

      Me gusta

  2. Recuerdo que este disco lo trajimos de Londres. Ademas del escrito de la contraportada lo que mas irritaria a los censores seria el dibujo del interior donde aparecen dibujados los miembros de la banda con una actitud, digamos, irrespetuosa con los simbolos religiosos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Aun me queda para otro mas. Este disco me da para mucho. La imagen de autenticos desarrapados que tenian los componentes de Jethro tull en este disco alcanzo su cota maxima. Tanto fue asi que recuerdo la imagen de Ian Anderson del libro ROCK DREAMS (Guy Pellaert y Nick Cohn). Ian sentado en un banco de un parque, envejecido, un autentico vagabundo, expresion totalmente ida. En una mano una piruleta. Detras en un segundo plano una niña pequeña.
    Por cierto libro muy recomendable.

    Le gusta a 1 persona

      1. Se trata de un libro de carcaturas sobre el rock. Los autores son Nick Cohn la parte escrita y Guy Pellaert los dibujos. Nick hizo uno de los primeros libros de critica musical AWAPABALUBA …y Guy hizo la portada del Diamond dogs de Bowie y de los Rolling el its only rock and roll but I like it

        Le gusta a 1 persona

  4. Qué curioso el solo de flauta, a mí que me gustan estos contrastes del rock sinfónico (que voy conociendo un poquito gracias a ti), me ha sorprendido agradablemente.
    Muy buena reflexión sobre Dios, el problema en religión es que quien cree, no piensa que haya más que lo suyo, y así es difícil dejar elegir. Quiero decir, si tú crees en una religión y permites elegir, estás aceptando que la tuya no es la única, y lo veo incompatible con el concepto mismo de religión. No sé si me explico.
    Eso de que tal vez se eliminó una canción porque incluía la palabra «cojones» me ha hecho mucho gracia, teniendo en cuenta el uso al que es sometida en la actualidad, y me ha recordado este artículo de Pérez-Reverte: http://elredondelito.es/cojones-y-cuestion-de-cojones-por-arturo-perez-reverte/
    ¡Un abrazo y buen fin de semana!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué bueno el artículo de Pérez-Reverte! Me acuerdo que lo leí hace tiempo. Qué razón tienes sobre lo de las religiones; entre la gente religiosa debería pasar como entre los buenos aficionados a la música, debería existir una especie de complicidad, incluso de camaradería, por el hecho de gustarte la música, aunque unos vayan por el heavy metal y otros por el country. Un abrazo, Luna.

      Le gusta a 1 persona

  5. Lo que parece increíble, es que siga impresionando escucharlos después de 48 años como el primer día. Supongo que si Dios existe, a todos estos privilegiados les tocó con la barita mágica, no como a muchos de los que ahora nos quieren meter con calzador. O una de dos, o se le ha perdido la barita hace tiempo o yo tengo un problema, probablemente lo segundo.
    Un disco épico que nos marcó a sangre y fuego, y otras hierbas, sin tener ni idea de lo que Ian nos quería decir, tampoco hacía falta, sonido original y único por aquellos años.
    Después desaparecieron de mis preferencias por un cierto hartazgo y por lo que vino posteriormente, pero siempre han estado ahí, creo que eran la banda más longeva tras sus Satánicas Majestades.
    Saludos, siempre un placer.

    Le gusta a 1 persona

    1. Los que hemos crecido escuchando a los grandes grupos de los setenta somos unos privilegiados. No se trata de hacer apología de la nostalgia a cualquier precio, simplemente fue la edad dorada del rock. Como casi todo el progresivo, yo también dejé de escucharlos durante un tiempo, hasta que te das cuenta que aquel sonido (al menos en lo que al rock se refiere) es insuperable. Siguen actuando en directo (bueno, creo que ya sólo queda Ian Anderson), yo los vi hace unos años: https://laguitarradelasmusas.com/2014/07/11/concierto-de-ian-anderson-best-of-jethro-tull-madgarden-festival-madrid-8-vii-2014/
      Saludos, Nostromo.

      Me gusta

  6. Pues por seguir el orden que marca aquí el anfitrión, voy a empezar a hablar de Dios (siempre lo escribo con mayúsculas, no sé si por temor reverencial, por respeto a quienes lo adoran, o por ambas cosas a la vez, con desigual y cambiante reparto).
    Como cada día que pasa me funciona peor el disco duro, y ya no encuentro rabos de pasas para remediar lo de mi memoria, diré dos frases con las que me identifico plenamente, pero no los autores, a los que no logro recordar.
    La primera dice que hay que defender a Dios de las religiones. Y la segunda, que creo en Dios, pero que no tengo claro su concepto.
    Y ahora, a la música. En primer lugar, sigue sonando increíblemente bien, como la gran mayoría de los temas rockeros sinfónicos y progresistas de la época, y eso que están producidas con los medios de entonces, muy primitivos y simples para lo que hoy existe. Eso habla de su inmensa calidad y podría dar pie a reabrir el eterno debate entre lo antiguo y lo actual. Debate estéril, porque ya se sabe que lo antiguo gana por goleada, que así lo han demostrado unos científicos de Alcorcón mientras jugaban al mus estando hasta las trancas de orujo.
    Sobre el grupo y su líder, poco o nada que añadir, así pues, como no tengo nada relevante que aportar, mejor callar.
    Y por finalizar, como de costumbre, muy buen trabajo de documentación, que hay que poner en valor, pero del que intentaré olvidarme en parte, que prefiero mis propias evocaciones al escuchar la música que ponerme a cavilar con la matraca del amigo Anderson. Al menos hoy.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo también lo escribo en mayúsculas, en mi caso me imagino que será porque es un nombre propio. Muy sabio el que dijo que hay que defender a Dios de las religiones, a veces da la sensación que es el más perjudicado por los excesos y los abusos de los que hablan en su nombre. Me imagino que esos sabios científicos de Alcorcón que beben orujo y juegan al mus nacieron en los cincuenta o los sesenta, lo digo sobre todo por lo de jugar al mus … No me hagas mucho caso con los rollos que meto cuando preparo una entrada, lo importante es la música. Saludos.

      Me gusta

  7. Troll, viejo, sucio, viejo: él era precisamente la especie de persona de la que se les advierte a las niñas pequeñas que no le aceptaran regalos. Apareciendo repentinamente desde detrás de los bancos del parque o brotando de los arbustos, él levantaba una pierna en el aire y daba vueltas en pequeños círculos. Luego, sacando una flauta de las profundidades de un impermeable sucio, persuadió el sonido de la dulzura más extraña y sus víctimas no pudieron evitar seguir lo

    Estas son mas o menos las palabras de Nick Cohn sobre la caricatura de Ian Anderson.

    Rock Dreams: Ian Anderson (Jethro Tull)
    Aquí la imagen.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me recuerda a aquella imagen que, en los ochenta, quería dar Javier Gurruchaga, el de la Orquesta Mondragon, en temas como “El Hombre de los caramelos” …

      Me gusta

        1. Cierto, estoy de acuerdo, estamos en la época de lo políticamente correcto e incorrecto, se está perdiendo sentido del humor.

          Me gusta

  8. Gran artículo y reflexión Raúl. Efectivamente My God es uno de los temas más potentes del Aqualung. De mis favoritos. El disco es muy grande, sin desperdicio y de lo mejorcito de los 70.
    Por cierto, tuve la suerte de asistir a un concierto gratuito de ellos en Alcorcón y la guitarra sonaba como Dios, nunca mejor dicho. No se como la ecualizaron, pero sonaba del copón.
    Bravo por el artículo y por el blog en general.
    Saludos y pásate por la Barra Libre. Echa un vistazo a mi página Discos y su Historia y adentrate en la J. Allí están Jethro Tull.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, Jesús. En el que yo vi hace unos años en Madrid también sonaron muy bien, creo que el guitarrista era Florian Ophale, no recordaba mucho a Martin Barre y el sonido característico de Jethro Tull pero me pareció muy bueno. La voz de Ian Anderson la encontré algo gastada, le costaba llegar, pero en cambio las partes a la flauta fueron magistrales, ahí sí que se vio el sonido Jethro Tull. Muchas gracias por pasarte y comentar. En cuanto pueda me paso por tu blog. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  9. Para mí JT son una banda imprescindible y dentro de su amplia y variada discografía, este disco es uno de mis favoritos: el segundo que poseí de ellos tras una machada cinta de Thick as a Brick. Hay que ver que bien ha envejecido este disco, tanto en sonido como en concepto…
    Te ha quedado un entrada muy guapa Raúl.
    Abrazos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias, Alex! En mi caso es una de las primeras cintas que me compré. Creo que conocí casi a la vez ese disco y el “Thick as a Brick”, que grabé en una cinta de color naranja que aún conservo. Mi tercer disco preferido de Jethro Tull no suele ser uno de los habituales en los gustos de los aficionados a esta banda: “Minstrel in the Gallery”. Abrazos.

      Me gusta

  10. Jt es un grupo al que he llegado tarde, pese a tener un disco recopilatorio que compré en los años 80 y que no supe hacerme a su música quizás por no estar en consonancia a nis gustos musicales de la época pero ahora lo valoro mucho más por la calidad que le daba mil vueltas a muchos grupos qué escuhaba por aquel entonces… Saludos y yo siempre veo a Dios como un triangulo, aunque con discos como éste lo veo como un circulo perfecto y sonoro….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s