Lila Downs. «La cumbia del mole» / «La cucaracha» / «Dignificada»

Hoy hacemos una excepción en este blog, cuya protagonista habitual es la canción, para dar paso a una gran artista, una de las mejores de la música latina actual, digna sucesora de Chavela Vargas: Lila Downs, hija de la cantante indígena mixteca Anita Sánchez y del profesor de cinematografía estadounidense Allen Downs. Su música es como una ensalada llena de ingredientes tradicionales y de otros más propios de la Nouvelle Cuisine, exóticos y atrevidos, todo a la vez, de un sabor intenso y multicultural: corrido mexicano, cumbia, bolero, folk, rock, jazz, rap, hip-hop, etc. Canta en inglés, castellano e incluso en lenguas nativas mexicanas de Oaxaca; sus canciones casi nunca son aburridas, en un mismo tema te encuentras con giros y ritmos completamente diferentes (tan pronto la canción es un corrido, como se transforma en un rap o aparece un riff de guitarra) y con una propuesta vocal muy sugerente, en la que Lila Downs es capaz de ejecutar 3 ó 4 voces diferentes (lógicamente, alguna de ellas impostadas o forzadas). La primera canción que os propongo es “La cumbia del mole”, una receta que espero os levante el ánimo para este inicio de semana. Las otras dos nos acercan a una de las facetas más interesantes de esta gran mujer: su compromiso social; una versión de la canción tradicional “La cucaracha” (os recomiendo que no os perdáis la letra) y “Dignificada”, un homenaje a las mujeres luchadoras en un ambiente tan hostil como el latinoamericano.

Tom Waits. «Alice»

El otro día comentaba con Salva, del blog amigo Mentalparadise que, como en otros ámbitos de la vida, los genios no abundan; y, en este sentido, hablábamos de Sting, Neil Young y Van Morrison. Desde mi punto de vista, Tom Waits también merece estar en este selecto grupo. En otra ocasión animaba a escuchar la maravillosa «Tom Traubert’s Blues«, compuesta por el californiano a partir de la canción tradicional australiana «Waltzing Matilda», pero en la voz de Rod Stewart; esta vez propongo el tema «Alice», perteneciente a su decimoquinto álbum de estudio (2002), con temas compuestos para la obra teatral sobre Alicia en el país de las maravillas. Es una canción bellísima, donde la cavernosa, rugosa y atormentada voz de Waits se regula y equilibra gracias al solvente saxo de Colin Stetson, un instrumento que, desde la timidez de la penumbra, acaba por enseñorearse de la canción.

Billie Holiday. «Strange fruit»

«Strange fruit» es el primer tema de Jazz de este blog. Esta canción protesta fue compuesta por Abel Meeropol y acabó convirtiéndose en uno de los emblemas contra el racismo y el linchamiento de negros en los estados del sur de EE.UU. He tardado un poco pero, de ahora en adelante, espero seguir incluyendo algún que otro corte de este estilo, sobre todo del que prefiero: el Swing. Por eso precisamente, comenzar con Billie Holiday es, para mi, una obligación. Hay cantantes que tienen una voz portentosa, otras que basan su éxito en la personalidad y su peculiar manera de cantar, algunas que son capaces de transmitir como las mejores actrices y, por último, está Billie Holiday que cuando la oyes cantar te atrapa y te obliga dejar lo que estés haciendo para vivir con ella la canción. Si, además, se enfrenta a una historia visceral y comprometida como ésta el resultado no puede ser más arrebatador (os dejo este vídeo subtitulado, que pone los pelos de punta).

A %d blogueros les gusta esto: