Vídeo

Jimmy Buffett. “Margaritaville”

Jimmy Buffet es un tipo verdaderamente singular, famoso en los Estados Unidos por el estilo de vida que representa, conocido como “island escapism“. Además de músico, entre otras muchas actividades, es escritor de cuentos infantiles, periodista, empresario, productor de cine y de espectáculos musicales, mecenas deportivo, activista en favor de la fauna marina y defensor de todo tipo de actos solidarios y de obras caritativas de diversa índole, incluso ha aparecido en la conocida serie “South Park“. A menudo lo podemos ver situado en las listas de músicos más ricos del Mundo, gracias a su imperio del entretenimiento, uno de los más importantes de su país, conocido como “Jimmy Buffett’s Margaritaville“; fue creado en 1982 y está constituido por cadenas de restaurantes, resorts, bares, tiendas de ropa, etc., todo ello conseguido, en gran medida, gracias a una canción, “Margaritaville”, una de las más lucrativas de la historia de la música. Fue incluida en su álbum “Changes in Latitudes, Changes in Attitudes”, publicado en 1977, en el que también podemos escuchar temas como “Banana Republics“, bien conocido en España gracias a la versión que hiciera la cantante Ana Belén. “Margaritaville”, que según ha manifestado el propio Buffett estaba pensada para Elvis Presley, fallecido el año de su lanzamiento, representa muy bien el estilo de vida desenfadado, ocioso, relajado y alegre que encarna Jimmy Buffett y su industria del entretenimiento; en el vídeo podéis comprobar el ambiente festivo de sus conciertos, no obstante también os dejó aquí la versión de estudio con subtítulos en inglés. Toma su nombre del conocido cóctel mexicano “Margarita”, preparado a partir de tequila, zumo de limón y triple seco o Cointreau. La canción narra el día a día de los turistas en los resorts del Caribe: sol, comida, ociosidad y margaritas a todas horas, quien sabe si para aliviar el dolor por un romance malogrado. “Margaritaville” ha sido objeto de parodias, es utilizada de manera habitual en el merchandising de la empresa (bebidas, alimentos, picadoras de hielo, cuentos infantiles, calzados, ropa, muebles de jardín y playa, emisoras de radio, etc.) y, por supuesto, tiene versiones realizadas por otros artistas, como Alan Jackson, quien la ha llegado a cantar con el propio Jimmy Buffett, como puede comprobarse en este vídeo. Espero que disfrutéis con esta etílica propuesta.

Vídeo

Emmylou Harris / Roy Buchanan / C. Atkins & M Knopfler. “Sweet dreams”

River of Country es un espacio de imprescindible visita y consulta para todos los aficionados a este estilo musical. Hoy traemos una canción englobada dentro de este género, que ya ha sido tratada por Eduardo en su web; esto me permite, como se dice habitualmente en el argot ciclista, comenzar mi entrada “chupando rueda”. “Sweet dreams” es una hermosa balada compuesta en 1956 por Don Gibson, un artista que tal vez tuvo más éxito como compositor que como cantante, una vez que Chet Atkins impulsara su carrera allá por 1957. De hecho, la canción que hoy nos ocupa tuvo que competir con la versión de Faron Young, que fue todo un éxito en su momento. Con todo, la interpretación estándar de este tema es la de Patsy Cline, una de las mejores voces del country, fallecida a los treinta años en un accidente de avión. El original de Don Gibson y la versión alternativa de Faron Young las podéis escuchar en sus respectivos enlaces, mientras que la de Patsy Cline está disponible en River of Country. De tal manera que mi primera propuesta va a ser la de Emmylou Harris, otra de las grandes damas del country, a la que ya hemos escuchado en esta web con motivo del tema de Gram Parsons “Return of the Grievous Angel“; tras el fallecimiento de Parsons consolidó su carrera en solitario, sobre todo a raíz del disco “Elite Hotel”, uno de sus mejores trabajos y en el que se incluyó esta versión de “Sweet dreams”, grabada en directo con anterioridad. Por supuesto, existen más versiones, como las de Tommy McLain, Tammy Wynette, Reba McEntire o incluso Elvis Costello; yo me voy a inclinar por dos instrumentales (hay alguna más, como la del grupo The Hellecasters), la del guitarrista de blues Roy Buchanan, un músico que ha influido en otros guitarristas bien conocidos como, por ejemplo, Gary Moore. Os dejo una actuación en directo, para que apreciéis su arte y su técnica pero, si queréis, aquí tenéis también el original de estudio (“Roy Buchanan”, 1972), que formó parte de la B.S.O. de la película “Infiltrados“, dirigida por Martin Scorsese; este tema aparece justo al final de la película, al finalizar la última escena. Y para cerrar el círculo, finalizamos con otra versión instrumental, la ejecutada por Chet Atkins que, como ya hemos comentado, fue el descubridor de Don Gibson, autor de esta canción; forma parte de un disco que os recomiendo escuchéis entero: “Neck & Neck” (1990), en el que Atkins cuenta con un socio de excepción, nada más y nada menos que Mark Knopfler.

Vídeo

Kris Kristofferson / Johnny Cash / Chet Atkins. “For the good times”

Hay artistas que son más importantes de lo que aparentan, que dan la sensación de ir de tapados ya sea por su versatilidad profesional o por su habitual trabajo en la sombra. Salvo para los aficionados a la música bien informados, Kris Kristofferson es un actor de cine que estuvo casado con la cantante Rita Coolidge y que, además, canta country. Sin embargo, es mucho más que todo eso, es un compositor de gran talento, cuyas canciones forman parte del repertorio de artistas tan destacados como Ray Price, Waylon Jennings, Johnny Cash o Willie Nelson, por mencionar sólo algunos nombres; sin ir más lejos, su canción “Me and Bobby McGee” fue inmortalizada por Janis Joplin en su álbum póstumo “Pearl”, publicado en 1971. Un año antes, Kris Kristofferson había editado su primer disco (“Kristofferson”) en el que se incluía este tema. Pero no vamos a hablar de él, sino de la canción número 10 de ese mismo Lp, la titulada “For the Good Times”, por la que su autor recibió el premio de la Asociación de la Música Country a la mejor canción del año 1970, a cuyo éxito contribuyó Ray Price que también la había grabado y con gran éxito. Es una canción preciosa, tanto en sus aspectos melódicos como en los literarios; es un relato triste, melancólico y sincero sobre el final de un amor, una iluminada visión sobre la derrota y la despedida: “No pongas esa cara tan triste, sé que esto se acabó (…) Me quedaré sólo. Tú encontrarás a otro, pero yo continuaré aquí, por si alguna vez sientes que me necesitas (…) Habrá muchísimo tiempo para la tristeza una vez te hayas ido. Reposa tu cabeza sobre mi almohada y junta tu dulce y caliente cuerpo junto al mío. Escucha el silbido de las gotas de lluvia golpeando suavemente contra la ventana y haz como que me quieres una vez más, por los buenos tiempos”. La lista de versiones es larga y de calidad: Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Frank Sinatra, Dolly Parton, Willie Nelson, etc.; en esta ocasión, me he inclinado por las de Kris Kristofferson, Johnny Cash y por una instrumental, la debida al gran maestro de la guitarra Chet Atkins. Como siempre, este blog está abierto a cualquier otra versión que consideréis interesante.

Vídeo

Neil Young / Johnny Cash. “Four Strong Winds”

“Four Strong Winds” es una bellísima canción escrita por el compositor y cantante country canadiense Ian Tyson, que fue grabada -por primera vez- por el dúo Ian and Sylvia, integrado por él mismo y su mujer. En 1978 Neil Young la incluyó en su álbum “Comes a Time”, enriqueciéndola y dotándola de matices folk-rock como sólo el genio canadiense sabe hacer. El primer vídeo de hoy está tomado del documental “Heart of Gold” (2006), dirigido por el cineasta Jonathan Demme (Philadelphia, El Silencio de los Corderos, El Mensajero del Miedo, etc.), un acercamiento al cantautor canadiense con ocasión de la presentación del disco “Prairie Wind” en el Ryman Auditorium de Nashville, para la que se rodeó de viejos amigos y colegas, como su propia esposa (Pegi Young), Emmylou Harris o el guitarrista Ben Keith. “Prairie Wind”, uno de los álbumes más emotivos de su carrera, fue concebido y grabado en vísperas de una delicadísima operación de aneurisma cerebral de la que finalmente salió victorioso; tal y como manifestó el propio Young, se trataba de plasmar lo que pasaba por su cabeza y su corazón en aquellos momentos difíciles: la familia, la pérdida de los seres queridos y la necesidad que tenía de contar historias cotidianas como parte fundamental de su vida. La otra versión que os propongo es la del gran Johnny Cash, más pausada y con esa irresistible voz grave y profunda que lo caracteriza. Despues de escuchar a Neil Young y a Johny Cash desisto de incluir una tercera versión, aunque entiendo que a vosotros os puedan gustar otras, algunas debidas a artistas de primerísima fila, como Marianne Faithfull, Judy Collins, Bob Dylan o John Denver, entre otros; al fin y al cabo sobre gustos no debe haber disputas.

 

Vídeo

H. Williams / Creedence C.R. / L.G. Lewis y Van Morrison. “Jambalaya”

En un par de entradas anteriores, las dedicadas a las canciones “Caldonia” y “What’d I say”, trataba de poner en valor la importancia que tuvieron el Blues, el Gospel, el Rhythm & Blues, incluso el Jazz, en el nacimiento del Rock & Roll. Sin embargo, éste no quedó definido hasta que el Country, procedente de la comunidad blanca, se fusionó con los ritmos afroamericanos. “Jambalaya” es un tema del mítico Hank Williams, grabado en 1952, que ha tenido muchas versiones. Yo me he decantado por tres: la original de Williams, un tema country, con una viva melodía, que tal vez pedía una mayor aceleración; la que nos dejaron los inigualables Creedence Crearwater Revival, en la frontera entre el country y el rock; y, por último, la de Linda Gail Lewis -hija de Jerry Lee Lewis, quien también versionó esta canción- y el genial Van Morrison, un Rock & Roll en toda regla. Para los que no tienen problemas diabéticos dejo también la deliciosa, y algo cursi, “Jambalaya” de The Carpenters.