Los Jaivas. “Sube a nacer conmigo hermano”

En noviembre de 1999, apenas un mes antes de aquel profético “Efecto 2000”, me encontraba en Lima por motivos profesionales. Terminada nuestra estancia en la capital peruana, volamos a Cuzco para visitar la ciudad y sus alrededores; aquello lo recuerdo como uno de los viajes más bellos e impactantes que he hecho en mi vida: el propio Cuzco es espectacular, por no hablar de Pisac, Ollantaytambo o Sacsayhuamán; pero el encuentro con Machu Picchu es sobrecogedor, maravilla y emociona, y sientes pena por tenerlo que abandonar. Hace poco escuché que querían hacer un aeropuerto allí, una noticia que me dejó preocupado pensando en el posible deterioro de aquel lugar único en el Mundo, por no hablar de que muchos se perderían el inolvidable viaje en tren desde Cuzco a Aguas Calientes.

En 1950, Pablo Neruda publicó su Canto General, compuesto por quince secciones o “cantos”; uno de ellos fue el titulado “Alturas de Machu Picchu”, para muchos críticos y especialistas una de las poesías más importantes del autor chileno, en la que reflexiona sobre la grandeza de Machu Picchu, pero también sobre las miserias humanas y el dolor de quienes construyeron la ciudad. A comienzos de los ochenta, el productor peruano Daniel Camino pensó en musicalizar esta obra de Neruda con la ayuda de Mario Vargas Llosa, Chabuca Granda, Mercedes Sosa y un grupo conocido como Los Jaivas, que serían los encargados de intentar el milagro.

Esta banda (Gato Alquinta, Mario Mutis y los hermanos Parra: Gabriel, Claudio y Eduardo) se había formado en Viña de Mar (Chile) en 1963, inicialmente con el nombre de “The High & Bass” -aludiendo a la diferencia de estatura entre los componentes del grupo- que, entre 1969 y 1971, decidieron castellanizar. Los Jaivas, que creo aún continúan en activo, es uno de los grupos de rock más importantes de América Latina, con una amplia discografía que arranca en 1971 con el álbum “El Volantín”. Os mentiría si os dijera que la conozco en profundidad, tan solo he escuchado algunos temas sueltos y, sobre todo, el disco que hoy nos ocupa: “Alturas de Machu Picchu” (1981), para el consenso de crítica y público su álbum más importante. Como decíamos antes, Daniel Camino fue quien les puso ante este reto, y ellos respondieron con un trabajo acorde al material escrito del que se partía. Como no podían incluir todo el texto completo del canto de Neruda, eligieron algunas frases, que fueron intercalando en una obra musical excepcional construida como una obra de rock progresivo, pero con multitud de elementos procedentes del folclore tradicional andino (aquí podéis ver la riqueza instrumental utilizada). Todo muy raro, ¿verdad? Sin embargo, el experimento dio resultado, más aún cuando escuchamos el disco mientras vemos el documental que se grabó a tal efecto (aquí lo tenéis).

Este especial de televisión fue estrenado el 8 de octubre de 1981; en él podemos escuchar la voz de Mario Vargas Llosa en las presentaciones (Mercedes Sosa y Chabuca Granda finalmente quedaron fuera del proyecto) y a Los Jaivas interpretando todas las canciones del álbum en el sitio arqueológico de Machu Picchu, no en vano hay quien dice que éste es el “Pink Floyd: Live at Pompeii” latinoamericano. Como me temo que no tendréis tiempo (o ánimo) para ver entero el documental, os dejo con el tema quizás más conocido del disco, sobre todo en Chile puesto que su letra fue muy recordada en los tiempos difíciles de la dictadura de Pinochet, me refiero a “Sube a nacer conmigo hermano”, una canción con aires de joropo en la que destaca la guitarra eléctrica, el piano y el sintetizador minimoog, que incluso emula el sonido de las trompetas. Para terminar, os dejo un vídeo en el que se puede escuchar la presentación de Vargas Llosa antes de que comience el tema; también un directo de 1983, en el festival de Viña de Mar, y varias versiones, en concreto las de Difuntos Correa, La Rata Bluesera, Ensamble Mapocho y Patricia Zárate Pérez.

maxresdefault

Anuncios

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

13 comentarios en “Los Jaivas. “Sube a nacer conmigo hermano””

  1. Caramba, el tema me ha parecido sensacional, formidable. Tiene mucho de rock progresivo, pero con claras influencias latinas. Muy bien los instrumentos, suenan muy claros y diferenciados.
    Pues resulta que también he estado en Perú y visitado todos esos lugares que mencionas. Si no recuerdo mal fue en 1997, estuvimos tres semanas visitando buena parte del país. Hicimos también toda la parte de la península de Paracas, más desértica, por ejemplo, o la zona del altiplano incluyendo el lago Titicaca. E hicimos el camino inca a pie, el trekking. Desde luego llegar hasta lo alto, asomarte y ver las ruinas de Machu Picchu, en ese enclave tan increíble, ha sido una de las experiencias más fuertes y bellas de mi vida. No hay palabras para describir la belleza de las edificaciones. Y todos los lugares que mencionas (Pisac, Ollantaytambo o Sacsayhuamán) son a su vez formidables. La última, por ejemplo, esa explanada con una acústica perfecta. Y en general toda la ciudad de Cuzco es maravillosa. En fin, esa cultura o culturas tenía un dominio de la piedra (enormes losas, perfectamente talladas y unidas y algunas con numerosos ángulos, algo insólito) y un dominio arquitectónico brutal, entre otras cosas. Por no hablar de agricultura, astronomía… Una gran experiencia.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí me gusta mucho esa mezcla, aunque entiendo que no todo el mundo lo comparta. Y para los chilenos es como un himno. Creo que tu viaje por Perú fue mucho mejor que el mío, yo no tuve tiempo de ir al Titicaca ni pude hace el camino inca a pie, eso sí que me dio mucha envidia cuando me lo contaban. Además, hubiera necesitado mucho más tiempo para aclimatarme; creo que, de todos los que fuimos a Cuzco, fui el que peor lo pasé con la altura, me ponía fatal en cuanto caminaba un poco rápido. Lo de las piedras de Cuzco es algo espectacular, de tan perfectas que son parecería que están talladas con instrumental actual. Efectivamente, una gran experiencia … Saludos, What.

      Me gusta

  2. Debe ser una maravilla subir al Machu Picchu, de esas experiencias que no se olvidan; ojalá se replanteen lo del aeropuerto, suena a crimen, pero poderoso caballero es Don Dinero, ya se sabe…
    En cuanto a la canción, no sé, me rechina un poco toda esa mezcla, de entrada no me encaja, sobre todo por la voz, la verdad es que no me emociona; aunque tampoco es que haya sido yo un gran seguidor de la música andina, más allá del Condor Pasa jejejje
    Abrazos y buen finde!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me da la sensación que lo del aeropuerto va para adelante … He puesto la canción más conocida y la que me ha parecido más asequible, y también la menos progresiva. Te animo a que escuches, de este mismo disco, “La poderosa muerte”, tal vez su mejor tema. Buen fin de semana. Abrazos

      Me gusta

    1. Como le decía a Alex, todo un himno para una generación de chilenos, que se agarraron como pudieron a la letra de Neruda y a esta propuesta musical, entre andina y rockera. Saludos, Evavill.

      Me gusta

  3. El turismo va a acabar con toda la cultura milenaria de nuestra Civilización, en ello estoy segura ,para mi se pierde mucho subir en la cola al Machu Picchu o empujar con los codos para poder acercarme a la fontana Trevi . Hasta que ahora para subir al Everést hay que esperar en la cola ( tanta gente lo hace) , yo me apunté ya. De todos modos para el verano que viene tengo planes ir a Perú. si no lo van a devorar los turistas a ese Machu Picchu . A proposito ,del año pasado esta restringido el acceso a ese mítico lugar. La canción es buenisima. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sólo de pensar en esas multitudes se te quitan las ganas de hacer turismo. Me parece normal que el acceso se controle y quede restringido. Hace años, por un golpe de suerte, tuve la inmensa fortuna de entrar a la Cueva de Altamira. Después de recuperarme de la impresión que me causó aquel entorno y aquellas obras de arte, lo primero que pensé fue en que ojalá mantuvieran ese control siempre, poco después se cerró para las visitas al público. Me alegro que te haya gustado esta mezcla de joropo y rock progresivo. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

        1. Están así de origen, nada de restauraciones. Los colores son impresionantes, no te puedes imaginar lo que es aquello. Además, la bóveda central, donde están los dibujos más conocidos, está muy baja, algo que llama la atención, sobre todo si has visto antes la reproducción que hicieron hace años (“neocueva”)

          Me gusta

  4. Yo estuve en Perú hace 15 años y visité, entre otros, los lugares que comentas. Machu Picchu es mágico, al irnos no podíamos dejar de mirar hacia atrás. ¿Subisteis a Wayna Picchu, la nariz del inca?
    La canción me ha encantando, además de por ella misma, con esa mezcla tan bonita, por todos los recuerdos que me ha traído.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hubo mucha gente que subió pero a mí me dio miedo porque tengo un poco de vértigo, y creo que la subida no es del todo fácil, creo que incluso arriesgada. Me han dicho que las vistas desde allí son alucinantes. Me alegro que te haya gustado el tema, estos sonidos son siempre un poco arriesgados. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s