Vídeo

Iceberg. “La Flamenca Eléctrica”

El rock progresivo que se hizo en España durante la década de los setenta es, en líneas generales, el gran desconocido de nuestra música popular, a pesar de su innegable calidad y del enjambre de músicos y grupos que conformaron este colectivo; véase sin ir más lejos el texto de Antonio José Barroso Rivera*, una herramienta fundamental para todo aquel que desee zambullirse en este asunto. La mayor parte de estas bandas publicaron, en el mejor de los casos, uno o dos álbumes, otras veces sólo singles y, a menudo, ni siquiera llegaron a comercializar ninguno de sus materiales. Iceberg, el grupo protagonista de esta entrada, fue una excepción puesto que publicó cinco Lps y gozó del favor del público, incluso –según he podido leer– llegó a tocar en el popular concurso de televisión “Un, dos, tres… responda otra vez” (lástima que no haya podido encontrar el vídeo …) Bien podría decirse que forman parte de la segunda generación del rock progresivo catalán, los que tomaron el testigo de bandas como Pan y Regaliz, Evolution, Maquina!, OM, Tapiman, Pau Riba, Música Dispersa o Fusioon. Iceberg estuvo activo entre 1975 y 1979; buena parte de los músicos que fundaron esta banda lo hicieron cuando trabajaban a las órdenes de Tony Ronald o de Luis Aguilé; el quinteto inicial estaba formado por Max Sunyer (guitarra), Josep Mas “Kitflus” (teclados), Primi Sancho (bajo), Jordi Colomer (batería) y Ángel Riba (voz, saxo y guitarra rítmica). Con esta formación grabaron su primer disco, “Tutankhamon” (1975); el siguiente (“Coses Nostres“, 1976) fue totalmente instrumental; el tercero (“Sentiments”, 1977) ya se grabó como cuarteto, al abandonar el vocalista Ángel Riba; los dos últimos discos fueron “En Directe” (1978) y “Arc-en-ciel” (1979). Kitflus se fue con Serrat –de esta colaboración ya hemos dado cuenta en otra ocasión– y Max Sunyer, tal y como él mismo ha señalado,

“estaba [ya] harto de tirar del carro (…) Necesitábamos ideas nuevas, nuevas posibilidades y en cambio sentíamos que nos repetíamos. Si os fijáis en el último disco de Iceberg, la mayoría de los temas los compuse yo”**.

En 1982, Max Sunyer y Kitflus volverían a unirse para crear otra excelente banda: Pegasus, aún más volcada hacia el jazz que Iceberg. El tema que he elegido para presentar a este gran grupo es “La Flamenca Eléctrica”, perteneciente a su Lp “Coses Nostres“, un disco que comenzaba con “Prelui i Record“, la sintonía del magacín televisivo Popgrama (1977-1981). En mi opinión, “La Flamenca Eléctrica” representa muy bien lo que fue el estilo de esta banda: un rock progresivo de extraordinaria calidad, volcado hacia el jazz-rock, con influencias de bandas como la Mahavishnu Orchestra o Weather Report. Uno por uno, cada uno de los músicos representan a lo mejor del rock y el jazz-rock hecho en España, en especial Max Sunyer, un guitarrista con una técnica, una sensibilidad y un gusto musical a la altura de los mejores en su estilo, véase John McLaughlin, Pat Metheny, Al Dimeola, Larry Coryell o John Scofield.

* Barroso Rivera, Antonio José. Enciclopedia de la música progresiva en España. 2002, y aún … una Odisea. Castellar de la Frontera: Castellarte, 2007.
** Consultado en: Gómez-Font, Álex. Barcelona, del rock progresivo a la música layetana y Zeleste. Lleida: Milenio, 2011, pág. 133.
Anuncios

8 comentarios en “Iceberg. “La Flamenca Eléctrica”

    • Gracias, Eduardo. Aunque sé que son entradas que no gustan a todo el mundo, de vez en cuando trato de reivindicar a estos grupos que protagonizaron una de las etapas más brillantes y menos conocidas del rock hecho en España. Saludos.

      Me gusta

  1. Pues llevaba yo un lío muy grande pensado que había visto en directo a Iceberg. Al final creo que no los vi, pues lo que yo creía Iceberg era Secta Sónica. Otro más del rock laietano.
    De los que nombras el que mas me gustaba era Pau Riba con sus disco Electroacid Alquimistic Xoc.
    Otro grupo que te falta y fue de los primeros es La Companya Electrica Dharma y la Orquesta Mirasol.

    Le gusta a 1 persona

    • Pues Secta Sónica son menos conocidos que Iceberg, ahí es donde empezó Gato Pérez. el rumbero del movimiento layetano (tengo que dedicarle una entrada …) La Dharma es un grupo buenísimo y son de lo que tienen más discos grabados, y la Orquesta Mirasol (o Mirasol Colores) tenían una calidad brutal, se orientaban hacia el jazz-rock. Saludos.

      Me gusta

  2. He vuelto a escuchar el tema, y me parece sensacional, muy bueno. Es que antes quería finiquitar mi entrada…
    Pues como catalán que soy te voy a decir que, por activa y por pasiva, para bien y para mal (porque no me alucinan) he escuchado no pocas sardanas o fragmentos de ellas, y la primera parte de este tema me ha recordado en varios momentos, por melodías y otros recursos, a algunas sardanas. También a la Dharma, francamente. Pero desconozco los discos de todos estos grupos.
    Gran nivel de esos músicos, es verdad, por ejemplo Max Sunyer goza de una reputación excelente…

    Le gusta a 1 persona

    • A ver si mañana, con tranquilidad, me paso a leer tu entrada que, además, he visto que ha sido reblogueada. Buen apunte el de la sardana, no me extraña porque el jazz-rock y el rock progresivo layetano estaban muy impregnados de sonidos mediterráneos y populares de Cataluña; a la Dharma esto se le nota aún más. Siempre me planteo lo mismo cuando escucho a músicos como Paco de Lucía, Carlos Nuñez o Max Sunyer, ¿qué hubiera sido de ellos si hubieran nacido en Estados Unidos o en Inglaterra? Saludos.

      Me gusta

  3. Sin duda, como bien dices Raúl, el Rock Progresivo español estuvo a la altura de las escenas italianas o alemanas, por poner dos casos no británicos en los que el Prog fue un estilo que era tomado en cuenta, lo malo es que en España nunca llegó a tener el reconocimiento que obtuvo en otros países como los que citaba, donde los grupos de Prog del momento compartían incluso listas de éxitos con los grandes intérpretes internacionales… Y sin duda Iceberg (y Pegasus, Machina o Bloque) son grandes ejemplos de esta escena tan poco conocida del Rock español.
    Afortunadamente, cada vez más gente trabaja para sacarla a la luz. Creo que ya hemos hablado alguna vez de Edu García Salueña al que tengo el placer de conocer como persona y como músico; pues bien, hace poco presentó su libro-CD ‘Música para la Libertad’, que es una especie de resumen de su tesis doctoral para todo el público, en el que da cuenta del rock progresivo y sinfónico hecho en Galicia, Asturias y Cantabria entre 1975 y 1982 (nota de prensa: http://www.atlanticaxxii.com/garcia-saluena-presenta-historia-del-rock-progresivo-la-transicion/). Yo no lo he leído aún, pero seguro que es muy interesante.
    Abrazos!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Me habías hablado otras veces de Edu García Salueña, pero de lo que no me acordaba es que es el mismo que ha escrito la tesis sobre el rock progresivo en la cornisa cantábrica; hace tiempo escuché una entrevista que le hicieron en la que contaba su tesis, ahora mismo ya no me acuerdo cómo accedí a ella. Muchas gracias por la información del libro, Alex, trataré de comprarlo porque me interesa. De la misma manera que le sucede al progresivo andaluz, que tiene características y sonidos propios, el rock progresivo catalán también tiene sus propias señas de identidad y, desde luego, fue uno de los focos más importantes de este estilo en España. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s