Black Sabbath. “Sabbra Cadabra”

Hay dos bandas de hard rock, Led Zeppelin y Deep Purple, que tuvieron un gran peso en el nacimiento del heavy metal; la primera portadora de la tradición del blues-rock presente antes en bandas como Cream o The Jimi Hendrix Experience; la segunda heredera de los sonidos psicodélicos y progresivos que, antes que ellos, ya habían desarrollado grupos como Iron Butterfly. En esta vertiente hardrockera, con elementos psicodélicos, progresivos o procedentes del blues, también podemos mencionar a otras formaciones pioneras del heavy metal como Steppenwolf, Grand Funk RailroadNazareth, Humble Pie, Vanilla Fudge, Uriah Heep, Blue Cheer, Budgie o Blue Öyster Cult. Sin embargo, hay otra que bien podría decirse practicaba  el heavy metal antes de que se hubiera creado este género; no en vano, a Black Sabbath se le suele considerar el grupo creador del heavy metal. En su estilo se aprecian características que, con el paso de los años, se irían consolidando como señas de identidad de este colectivo: la ropa de cuero, el gusto por el color negro, la atracción satánica y un sonido endurecido, con relación al hard rock, que trataba de emular esa sensación lúgubre con una afinación más grave de lo habitual en los instrumentos, como una octava por debajo. Black Sabbath se creó en 1968, a partir de Tony Iommi (guitarra), Ozzy Osbourne (voz), Geezer Butler (bajo) y Bill Ward (batería); primero se llamaron The Polka Tulk Blues Company, más tarde Polka Tulk y después Earth, hasta que tomaron su definitivo nombre en 1969, después de ver en el cine una película italiana de terror titulada -en inglés- “Black Sabbath” (1963). Los primeros discos de esta formación (“Black Sabbath”, 1970; “Paranoid”, 1970; “Master of Reality”, 1971; y “Black Sabbath, Vol. 4”, 1972) tuvieron bastante éxito de público, no así por parte de la prensa especializada, algo que sí lograron con su quinto álbum de estudio, titulado “Sabbath Bloody Sabbath” (1973), cuya grabación estuvo marcada por el particular aquelarre, con las drogas como protagonistas, en el que se encontraban inmersos en aquella época. Tras un mes en Los Ángeles, totalmente infructoso, decidieron alquilar un castillo en Reino Unido; allí, en las mazmorras, encontraron la inspiración para componer un disco potente, que se iniciaba con uno de los riffs más característicos de este grupo, el del tema “Sabbath Bloody Sabbath“. Pero en este trabajo también habría espacio para las sutilezas acústicas (“Pluff“) o para los teclados y los sonidos progresivos (“Who Are You?” o “Spiral Architect“). Os animo a que escuchéis el disco entero; mientras tanto, os propongo el tema con el que finaliza la cara A, “Sabbra Cadabra” que, en su grabación, contó con un invitado especial: el teclista de Yes Rick Wakeman. Por último, os dejo la versión que, en 1998, hicieron los estadounidenses Metallica.

Anuncios

Autor: Raúl

Me llamo Raúl Rodríguez, me dedico a la docencia universitaria y a la investigación en el ámbito de la Historia de la Ciencia, actividades que forman parte de mi vida desde que acabé la carrera, allá por 1986. Sin embargo, la música está conmigo desde mucho antes, desde mi infancia y primera adolescencia, y ha sido siempre una leal compañera. Decidí abrir un blog de canciones con el propósito de encauzar mis inquietudes musicales a través de un canal que pudiera ser sintonizado por otras personas con intereses similares y que, además, sirviera como foro de opinión para todos aquellos que quisieran compartir su pasión por la música. Decidí llamar a este espacio "La Guitarra de las Musas", en honor de las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio, el rock en casi todas sus vertientes será el protagonista pero, también, otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

18 comentarios en “Black Sabbath. “Sabbra Cadabra””

  1. Los Sabs son una de mis cinco grandes desde que los Reyes del 85 u 86 me trajeran el Master of Reality (que todavía conservo en vinilo). Para mí una de las mejores bandas de todos los tiempos, sobre todo sus seis primeros discos y los dos con Dio. Imprescindibles.
    Siempre me llamó la atención que su sonido tan característico estuviera marcado por el accidente de Tony Iommy pocos días antes de grabar su primer disco: se sajó las yemas de los dedos corazón y anular de su mano derecha en su trabajo metalúrgico y utilizó unas prótesis de goma para tocar, bajando además la afinación de su instrumento: ese fue el inicio del sonido del Heavy…
    Sabbath Bloody Sabbath es un discazo, quizá mi favorito de esa primera y gloriosa época. Por cierto, os propongo un pequeño juego: si se mira con atención la composición de su contraportada, ¿qué se ve?
    Abrazos!!!

    Le gusta a 2 personas

    1. A mí también me gusta más esa primera etapa que comentas; como señalo en la entrada, es una banda muy importante en el nacimiento del heavy metal. Lo de las yemas de los dedos lo había leído alguna vez, y que tocaba con una especie de prótesis, siempre me ha parecido algo milagroso y muy meritorio por su parte, otro cualquiera hubiera abandonado la música. Cuando preparé la entrada leí que la contraportada de la edición española fue censurada, creo que la dejaron blanca con los títulos de las canciones. Me parece que el original es algo así un hombre en el lecho de muerte y varias personas (no sé si son todas mujeres) velándolo. Buen fin de semana, Alex. Abrazos.

      Me gusta

  2. Pues ya lo he dicho en más de una ocasión, su primera época me encanta. Es muy áspera. Pero claro, luego llegaron Dio y Martin y la cosa cambió (a mejor), según mi opinión. Supongo que es cuestión de gustos. Una entrada cojonuda, Raúl.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias, Fran! Ayer ponías tú a Dio y hoy sale aquí Black Sabbath (que conste que ha sido una casualidad, jajaja). Buen fin de semana. Abrazos.

      Me gusta

  3. Unos que sí conocía, bravo por mí, ja, ja. Además me gustan bastante (bueno, esa de “Who are you” no demasiado, se ve que soy clásica).
    El vídeo de “Sabbath bloody sabbath” no se ve, por lo del copyright. Aun así no he querido quedarme con las ganas

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por avisar, Luna! Ahora mismo cambio el enlace. Claro, es que “Who are you?” es bastante psicodélico-progresiva y siempre es más difícil de escuchar, por momentos no parece de esta banda. Buen fin de semana.

      Le gusta a 1 persona

  4. Reconozco que el heavy y yo no somos íntimos. Pero aún así me ha parecido un buen tema y muy buena información, como de costumbre.
    Con el disco entero no me atrevo. A lo mejor poco a poco.
    Un saludo, Raúl y buen fin de semana caluroso y futbolero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Evavill. Black Sabbath son jevis pata negra, y en esta canción cuentan con uno de los mejores teclistas que ha dado el rock sinfónico. A lo mejor no es su tema más representativo pero creo que se escucha bien, incluso para los no iniciados en el género. Hoy no voy a poder ver ningún partido, pero ya llevo unos cuantos, y los que me quedan; sé que para muchos es un suplicio, pero los futboleros amamos los mundiales. Buen fin de semana.

      Me gusta

  5. ¡Qué buenos! ¡Lisérgicos! ¡Y aquel inmenso diálogo de batería, sintetizador y guitarra de Iron Butterfly!
    Gracias Raúl, y gracias a todos los que tanto aportáis.

    Le gusta a 1 persona

  6. Cómo muchas veces digo, más vale tarde que nunca. Dado que he estado inmerso en el blues encuentro en este tema una clara sombra de blues que me gusta mucho.
    Por cierto hay un anuncio de un todo terreno en el que creo que suena Paranoid.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo de sombra está muy bien, sobre todo teniendo en cuenta el talante sombrío de esta banda, sobre todo por sus planteamientos estéticos. Pues sí, el otro día lo escuché, no fijé mucho en el anuncio pero, efectivamente, creo que era de coches. Saludos.

      Me gusta

  7. Desconocía que Rick Wakeman era el tecladista en Sabbra Cadabra. Gracias a eso también le presté especial atención a la canción y descubrí unos interesantes cambios en los que no había reparado anteriormente. Una gran canción, sin duda.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s