B.E. King / Led Zeppelin / Playing for Change. “Stand by me”

“Stand by me” es un clásico del Soul adaptado, por Ben E. King, Jerry Leiber y Mike Stoller, a partir de un tema gospel del grupo The Staples Singers; data de 1961 y fue popularizado por el que fuera líder del grupo músico-vocal The Drifters, el mencionado B.E. King. Como muchos de los temas a los que me suelo acercar los miércoles, cuenta una gran cantidad de versiones (de hecho yo suelo proponer tres pero seguro que a vosotros os gustan más otras); entre ellas podemos destacar las debidas a John Lennon, Ottis Redding, Seal, U2, Adriano Celentano, Bruno Lomas, Andrés Calamaro, Tracy Chapman, Jon Bon Jovi, R. Sambora y A. Madadian o la Orquesta Mondragón (ésta también es bastante interesante). El segundo video pertenece a Led Zeppelin que, si no me equivoco, nunca la llegó a grabar, aunque la tocó alguna vez en directo; no se oye muy bien, pero no me he podido resistir a esta visión endurecida de la tierna “Stand by me”. La tercera propuesta que os traigo es la de “Playing for Change”, una asociación que trata de poner en común los esfuerzos y las ansias musicales de músicos callejeros completamente anónimos; tal vez os haya llegado por medio de alguna red social, si no ha sido así no dejéis de escuchar esta singular propuesta, no os defraudará.

Miguel Ríos. “Un caballo llamado muerte”

El sábado pasado uno de nuestros rockeros patrios más destacados, Miguel Ríos, cumplió setenta años, ¡Muchas felicidades y enhorabuena por haber llevado toda una vida dedicada a la música! Mis ojos, mis oídos y mi corazón aún recuerdan aquel Rock & Ríos que tuve el privilegio de disfrutar en un pueblo de Ávila, durante un verano que, para mí, estuvo marcado por aquel increíble acontecimiento; si queréis ver el concierto entero, lo podéis hacer desde el blog de Salva (Mentalparadise). Desde aquí os propongo -como siempre- una canción: “Un caballo llamado muerte”, tema escrito por el guitarrista Javier Vargas y el propio Miguel Ríos que, inicialmente, fue publicado en el álbum “Los viejos rockeros nunca mueren” (1979). Desgraciadamente, la heroína fue protagonista durante la España de la Transición; fue generadora de marginalidad, inseguridad ciudadana y, lo más grave, de muerte y frecuentes situaciones de desastre familiar: “No montes ese caballo, “pa” pasar de la verdad, mira que su nombre es muerte, y que te enganchará. Es imposible domarlo, desconoce la amistad, es un caballo en la sangre, que te reventará”. Ya sabéis que, de vez en cuando, me gusta mostrar canciones de rock con fuerte compromiso social, más que nada para callar la boca de todas aquellos que piensan que este género es una música de descerebrados, drogadictos viciosos y pecadores condenados al abismo del infierno (bueno, esto último es posible que sea verdad).

Yes. “Mood for a day”

 

Hoy le toca el turno a una de mis duplas preferidas: el grupo Yes y el guitarrista Steve Howe. La canción que he elegido es “Mood for a day”, incluida en uno de los mejores discos de los londinenses: “Fragile” (1971). Este álbum es, desde mi punto de vista, el primero de los grandes discos de Yes y con el que empieza su época dorada (1971-1977), con obras como el mencionado “Fragile”, “Close to the Edge”, “Tales from Topographic Oceans”, “Relayer” y “Going for the one”; es, también, el primer álbum en el que participó el gran teclista Rick Wakeman. “Fragile” no es un trabajo compuesto de largos temas conceptuales, al más puro estilo progresivo, yo diría que es el más hard de todos sus trabajos, con un Chris Squire (al bajo) sensacional. Da también la sensación que el propio grupo era consciente que iniciaba una nueva etapa; “Fragile” está estructurado con una serie de temas en los que participa todo el grupo y cuatro canciones donde cada uno de los cuatro músicos se lucen como solistas, prácticamente como si fuera una carta de presentación. “Mood for a day” es el tema de Steve Howe, un trabajo inicialmente grabado con guitarra española, con sabor de música clásica y flamenca que, a menudo, es utilizado como pieza para enseñar a tocar la guitarra.

Gracias, compañeros/as, por vuestros premios

ImagenImagen

 

Hace unos días comentaba con Salva, de Mentalparadise, que vivir la música es mucho más que escucharla y que si no puedes hablar sobre ella siempre te falta algo. El problema es dar con un sparring que aguante la incontinencia verbal que nos ataca a todos los que tenemos una pasión. El coche es un lugar maravilloso para hablar de música, más que nada porque tenemos al público cautivo, pero te pueden llegar a odiar por pesado. Por eso empecé a subir canciones a Facebook, con un breve comentario (más breve aún que los que hago ahora), para que mis amigos no me terminaran aborreciendo; lo cierto es que fue una buena experiencia y tuve un grupito de fieles. Eso me animó a abrir un blog, casi como una experiencia catártica que me permitiera ir canalizando, de manera ordenada, mis inquietudes musicales; pero, también, para compartir mis sensaciones con otros amantes de la música y, por supuesto, para dejar de dar la lata en el coche.

La experiencia no ha podido ser más positiva, se han cumplido todas mis expectativas iniciales y, además, me he encontrado con un valor añadido que no me esperaba: la comunidad bloguera. Esto sí que ha sido para mi una auténtica sorpresa: personas con inquietudes musicales y culturales, que te leen, escuchan lo que propones y, encima, comentan y agradecen lo que haces. Yo soy docente y sé por experiencia que si alguien no quiere aprender, por mucho que se esfuerce el profesor, lamentablemente va a continuar en la ignorancia. En el tema de la música siempre he sido, y espero seguir siéndolo, un alumno que intenta aprender; lo que no me podía imaginar es encontrarme con un grupo de personas que me enseñara tanto. Y, como me considero buen alumno, trato de absorber toda la ciencia musical que, de manera altruista y generosa, me proporcionáis. Gracias a todos.

Hoy no puedo estar más contento, tres de esos compañeros han creído conveniente manifestar públicamente su cariño hacia mi trabajo. Muchísimas gracias a los tres:

Marta, de We are Rock, un blog que me deja atónito por su calidad y entrega, que trata de poner en valor el papel desempeñado por las mujeres en un género musical, como el rock, en principio hostil para ellas, sobre todo en los años 50’ y 60’. Y no soy yo el único que ha remarcado las cualidades de este blog, el propio diario El País se ocupó, hace no mucho, del trabajo de Marta.

Salva, de Mentalparadise, una de las páginas más entretenidas, instructivas y personales que os podéis encontrar en la red, un blog escrito con el alma. Su propuesta es pasional, generosa y con unas ganas de comunicar como pocas veces he visto. En Mentalparadise la música entra por las venas. Además, ha instituido su propio premio: “The Mentalparadise Blog Friends award”, con el que ha tenido la amabilidad de obsequiarme.

Bonustrack, como ya le han dicho otros compañeros, es elegante, educado y me da la sensación que, también, un alumno aplicado; su música parece un fiel reflejo de su personalidad, y suelo aprender bastante con él. Su blog fue uno de los primeros con los que contacté y creo que existe un buen feeling entre nosotros, además somos del mismo barrio.

Paso a contestar las preguntas de Marta y Bonustrack (Salva, gracias a Dios, me ha liberado):

Marta: ¿De qué concepto deriva el nombre de tu blog? Esta es fácil de responder, más que nada porque está incluida en el “acerca de” del blog; lo que pasa es que, por el diseño de la página, está oculto en el menú desplegable de cabecera. Copio y pego: Las musas eran las diosas griegas de las Ciencias y las Artes, especialmente de la Poesía y la Música. Quiero pensar que si hubieran tenido guitarras –y baterías, bajos, teclados y demás instrumentos de nuestro tiempo- hubieran sonado como la música propuesta en este blog. En este espacio tendrá mucho protagonismo el rock, en casi todas sus vertientes, pero también otros estilos como el blues, el jazz, el pop, el soul y las melodías más pegadas a nuestra cultura: cantautores, canción melódica, boleros, corridos mexicanos, tangos, rumbas e, incluso, copla. Por favor, que nadie se enfade conmigo si no encuentra aquí la música que le gusta; la selección de los temas y los comentarios realizados responden, únicamente, a mis intereses particulares que, como bien puede verse, están un poco anticuados. Todos aquellos que busquen música actual no la encontrarán en este sitio.

Bonustrack: Si tuvieras que montar una banda (siendo ésta batería, guitarra, bajo y voz), ¿a qué artistas contrataríais? Ésta, en cambio, es bien difícil, es como lo de elegir la canción y el grupo o artista preferido. Vamos a imaginarnos que tengo bastante pasta y que puedo contratar con alegría:

Batería: John Bonham (Led Zeppelin). Pero también me gustan mucho otros como Keith Moon (The Who), Ian Paice (Deep Purple) o Bill Bruford (Yes, King Crimson).

Bajo: Chris Square (Yes), pero sin desmerecer a otros como Jack Bruce (Cream), John Paul Jones (Led Zeppelin) y algunos del Jazz/Jazz-Rock, como Stanley Clarke o el español Carles Benavent.

Guitarra (la parte más difícil): creo que Jimmy Hendrix tiene un talento innato, es tal vez el guitarrista más genial. Sin embargo, aquí voy a ser rarito: Steve Howe (Yes). Y te menciono otros que también podrían ocupar esta plaza en mi grupo: Jimmy Page, Duane Allman, BB King, Eric Clapton, Ritchie Blackmore, Gary Moore, Santana y, por supuesto, Paco de Lucía.

Voz (uff, tan difícil como el apartado anterior): Billie Holiday, podría ser un experimento interesante. La lista de voces que me gustan es interminable: Elvis Presley, Ray Charles, Sam Cooke, Janis Joplin, Otis Redding, Roy Orbison, Nina Simone, Etta James, Ella Filtzgerald, Emmylou Harris, Aretha Franklin, Stevie Wonder, etc, etc.

Teclados (no lo pides, pero para un amante del rock progresivo es esencial): Ray Manzarek (The Doors), tal vez no sea el más virtuoso pero su música me enciende. Otros: Rick Wakeman, Keith Emerson, Jon Lord o el español Kitflus.

Otros (multi-instrumentistas, flautistas, etc.): Ian Anderson (Jethro Tull), Mike Oldfield, Thijs Van Leer (Focus).

 

Paso a nominar a los blogs que, en mi opinión, merecen un Liebster Award (ordenados por antigüedad en mi historial de seguimiento).

1.- Tu crítica musical: un espacio en el que se analizan, yo diría que se diseccionan, discos importantes (y menos importantes) de la historia del rock. El primer blog que contacté, tal vez porque los dos compartimos gustos por el rock progresivo.

2.- El Gramófono: Country, Soul y otros estilos menos rockeros que a mi me gustan mucho. Además, hace un programa de radio semanal que trato de no perderme.

3.- Living at 33: a veces demasiado heavy punk para mi pero, precisamente por eso, me suele descubrir un tipo de música a la que, tal vez, debería prestar más atención.

3.- Juan Luis y su 365 RadioBlog: un espacio en el que tienen cabida los grandes clásicos del rock pero, también, grupos y artistas más actuales. Al igual que Salva, no sé de donde saca tiempo para colgar casi una entrada diaria.

4.- From Hell: muchas veces demasiado heavy para mi, pero es de los sitios donde suelo aprender más, sobre todo de nuevos grupos españoles de hard o progresivo hard.

5.- Antonio y su Diccineario: un diccionario de cine construido sobre una palabra, que se define, una cita debida a alguna celebridad y una breve, pero maravillosamente escrita, reseña sobre la película que se identifica con esa palabra. Tiene muchísimos seguidores y la verdad es que no me extraña, es un producto de mucha calidad.

6.- Rock Metal Guitar Blues: no sólo nos deleita con su conocimiento sobre Blues y Rock, también nos muestra sus partituras (lástima que nunca aprendiera a tocar la guitarra, era malísimo).

7.- Rockología: le sigo desde hace poco, pero ya es uno de mis imprescindibles. Su erudición musical no tiene límites y sus listas de canciones sobre temas concretos son fantásticas.

8.- El blog de Francisco Javier Tostado: la historia contada con sencillez y ganas de llegar a la gente. Un espacio divulgativo imprescindible para todos los amantes de la historia.

 

Paso a las preguntas, cuatro comunes para todos:

¿Qué tipo de música no soportáis y cuál pensáis que es la razón?

¿Hay algún estilo musical que, aun considerandolo de calidad, no podéis con él?

¿Qué tipo de música os gusta pero os da un poco de vergüenza reconocer que escucháis?

¿El estado de ánimo, la hora del día, la oscuridad o la luz, etc. os influye a la hora de escuchar música? ¿Tenéis algún tipo de música preferido para cada uno de esos momentos?

The Eagles / Elvis Presley / The Quarrymen. “Tryin’ to get to you”

“Tryin’ to get to you” fue compuesta por Rose Marie McCoy y Charles Singleton y grabada, por primera vez, en 1954 por el grupo de Rhythm & Blues The Eagles (no confundir con la conocida banda californiana de Country Rock). Sin embargo, la versión quizás más conocida es la de Elvis Presley, de la que se conserva este fantástico video que me ha enviado mi buena amiga Martikac (dedicada a ella, por supuesto), en el que vemos a un Elvis en su mejor época y en estado de gracia, sentado con su guitarra y deleitándonos con su voz, su estilo y ese increíble poder de seducción que muy pocos han logrado ni siquiera igualar (Martikac me ha insistido en que debo recomendarlo, especialmente, a las mujeres …) Existen más versiones de este tema (Roy Orbison, Eric Burdon -también muy interesante, la más blusera de todas-, etc.), pero yo voy a terminar con otra que, en realidad, no es exactamente una versión; me refiero al tema “In Spite of all the danger”, una canción firmada por Paul McCartney y George Harrison que, según algunas fuentes -y el sentido común- parece estar compuesta a partir de “Tryin’ to get to you”. Esta canción, adaptada por Paul McCartney  bajo el título de “In Spite of All the Danger”,  fue uno de los primeros temas grabados por The Quarrymen, el antecedente de The Beatles, grupo creado hacia 1956 del que formaron parte Lennon, McCartney y Harrison.