Triana. “Tu frialdad”

Seguimos con pioneros del rock en España. Triana fue el máximo representante en nuestro país del rock progresivo andaluz; sus discos “El Patio” e “Hijos del Agobio” son magistrales. Ya alejados de influencias lisérgicas, compusieron “Tu frialdad”, su canto del cisne, un bellísimo tema que emerge, como un espejismo, en plena decadencia del grupo. Existen algunas versiones, ésta es la de Tamara y Javier Vargas: https://www.youtube.com/watch?v=uNItk3n01Cs&hd=1

Like this on Facebook

Anuncios

Scorpions. “Still loving you”

 

El amor suele ser una experiencia placentera y enriquecedora aunque, a veces, parece el picotazo de un escorpión: estimula, duele y envenena. Nada mejor, para el día de hoy, que una de las mejores baladas que ha dado el Heavy Metal: “Still loving you”. Dedicada a todos los que aún sigan amando. ¡Feliz día de San Valentín!

Dire Straits. “Sultans of Swing”

Que un grupo guste tanto al gran público como a los críticos musicales no es fácil; que esto suceda, en mi opinión, es una cuestión de personalidad y estilo. Dire Straits bebe de muchas corrientes musicales, sin embargo no puede decirse que se adhiera a ninguna de ellas; su apuesta por el eclecticismo musical y su sonido inconfundible, obra de Mark Knopfler, alma de este grupo, han hecho de esta formación una de las preferidas de aquellos que prefieren el rock sin estridencias.

“Sweet Home Chicago”

“Sweet Home Chicago” fue compuesta por Robert Johnson, uno de los padres fundadores del Blues, en 1937. Es uno de los temas más importantes de este estilo musical y, como es lógico, ha tenido muchas versiones; ésta es para quedarse con la boca abierta, una “Jam Session” en la que intervinieron un grupo de músicos de excepción; el resultado, un festival guitarrero donde el talento campa a sus anchas.

Like this on Facebook

Queen. “Bohemian Rhapsody”

“Bohemian Rhapsody” es una canción sin estribillo y, sin embargo, se ha convertido en un clásico. Todo gracias a una eficaz mezcla: rock sinfónico + rock duro + la inigualable voz de Freddie Mercuy. Para mi gusto Queen tiene de todo, cosas que no me agradan y, también, maravillas como ésta; un historia desgarradora, mecida por el piano y agitada por la increíble guitarra de Brian May.

Like this on Facebook